Que es una reseña comparativa

Que es una reseña comparativa

Que es una reseña comparativa 2020

La investigación comparativa es una metodología de investigación en las ciencias sociales que tiene como objetivo hacer comparaciones entre diferentes países o culturas. Uno de los principales problemas de la investigación comparativa es que los conjuntos de datos de los distintos países pueden definir las categorías de forma diferente (por ejemplo, utilizando diferentes definiciones de pobreza) o pueden no utilizar las mismas categorías.
La investigación comparativa, en pocas palabras, es el acto de comparar dos o más cosas con el fin de descubrir algo sobre una o todas las cosas que se comparan. Esta técnica suele utilizar múltiples disciplinas en un mismo estudio. En cuanto al método, la mayoría está de acuerdo en que no hay una metodología propia de la investigación comparativa[1]. El enfoque multidisciplinar es bueno por la flexibilidad que ofrece, pero los programas comparativos tienen argumentos para responder a la llamada de que su investigación carece de un «todo sin fisuras»[2].
Sin embargo, hay métodos que son mucho más comunes que otros en los estudios comparativos. El análisis cuantitativo es mucho más frecuente que el cualitativo, y así lo demuestran la mayoría de los estudios comparativos que utilizan datos cuantitativos[3][4][5][6] El método general de comparar cosas es el mismo para la investigación comparativa que en nuestra práctica cotidiana de la comparación. Los casos similares se tratan de forma similar, y los casos diferentes se tratan de forma diferente; la magnitud de la diferencia determina el grado de diferenciación de los casos. Si uno es capaz de distinguir lo suficiente entre dos casos, las conclusiones de la investigación no serán muy útiles[7].

Formato de análisis comparativo

Los estudios comparativos de las ciudades a lo largo de la historia son una de las mayores fuentes de conocimiento de la naturaleza del cambio en las sociedades humanas. En este artículo se analizan las estrategias para anclar estas comparaciones en características bien definidas, cuantitativas y empíricas de las ciudades, derivadas de la teoría y observables en los registros arqueológicos e históricos. Mostramos cómo las comparaciones cuantitativas basadas en unas pocas y sencillas variables entre asentamientos nos permiten analizar cómo diferentes lugares y pueblos se enfrentaron a los problemas generales de cualquier sociedad. Entre ellos se encuentran el cambio demográfico, la organización de los espacios construidos, la intensidad y el tamaño de las redes socioeconómicas y los procesos subyacentes al cambio tecnológico y al crecimiento económico. Dado que el registro histórico contiene un conjunto de experiencias mucho más variado e independiente que la urbanización contemporánea, tiene un poder único para iluminar los rompecabezas actuales del desarrollo humano y poner a prueba la teoría urbana emergente.
Las ciudades siempre han ejercido una fascinación especial para cualquier estudioso de las sociedades humanas. Coincidiendo con el advenimiento de las primeras ciudades, observamos la aparición de muchas tecnologías y adaptaciones que, en diferentes formas, aún nos acompañan hoy (Adams, 2005). Así, la experiencia de vivir en ciudades (Wirth, 1938; Lees, 2015) proporciona una línea conductora general a lo largo de la historia, conectando fenómenos comunes a través de diferentes sociedades y, por tanto, identificando también rasgos que son verdaderamente contextuales.

Cómo escribir un análisis comparativo

La investigación comparativa es una metodología de investigación en las ciencias sociales cuyo objetivo es realizar comparaciones entre diferentes países o culturas. Uno de los principales problemas de la investigación comparativa es que los conjuntos de datos de los distintos países pueden definir las categorías de forma diferente (por ejemplo, utilizando diferentes definiciones de pobreza) o pueden no utilizar las mismas categorías.
La investigación comparativa, en pocas palabras, es el acto de comparar dos o más cosas con el fin de descubrir algo sobre una o todas las cosas que se comparan. Esta técnica suele utilizar múltiples disciplinas en un mismo estudio. En cuanto al método, la mayoría está de acuerdo en que no hay una metodología propia de la investigación comparativa[1]. El enfoque multidisciplinar es bueno por la flexibilidad que ofrece, pero los programas comparativos tienen argumentos para responder a la llamada de que su investigación carece de un «todo sin fisuras»[2].
Sin embargo, hay métodos que son mucho más comunes que otros en los estudios comparativos. El análisis cuantitativo es mucho más frecuente que el cualitativo, y así lo demuestran la mayoría de los estudios comparativos que utilizan datos cuantitativos[3][4][5][6] El método general de comparar cosas es el mismo para la investigación comparativa que en nuestra práctica cotidiana de la comparación. Los casos similares se tratan de forma similar, y los casos diferentes se tratan de forma diferente; la magnitud de la diferencia determina el grado de diferenciación de los casos. Si uno es capaz de distinguir lo suficiente entre dos casos, las conclusiones de la investigación no serán muy útiles[7].

Que es una reseña comparativa online

El método comparativo suele utilizarse en las primeras fases del desarrollo de una rama de la ciencia. Puede ayudar al investigador a ascender desde el nivel inicial de estudios de casos exploratorios hasta un nivel más avanzado de modelos teóricos generales, invariantes, como la causalidad o la evolución.
El diseño de la investigación comparativa es sencillo. Sus objetos son especímenes o casos que son similares en algunos aspectos (de lo contrario, no tendría sentido compararlos) pero que difieren en algunos aspectos. Estas diferencias se convierten en el objeto de examen. El objetivo es averiguar por qué los casos son diferentes: revelar la estructura general subyacente que genera o permite esa variación.
La comparación es uno de los métodos más eficaces para explicar o utilizar el conocimiento tácito o las actitudes tácitas. Puede hacerse, por ejemplo, mostrando en paralelo dos diapositivas de dos objetos o situaciones ligeramente diferentes y pidiendo a las personas que expliquen verbalmente sus diferencias.
En el estudio comparativo, se examinan dos (o más) casos, ejemplares o sucesos, a menudo en forma de tabla como la que puede verse a la derecha, en la que se reserva una columna para cada caso, aquí llamados «Caso 1» y «Caso 2». En función del objetivo de su estudio, deberá decidir cuáles son los aspectos, propiedades o atributos interesantes que deberá anotar y registrar para cada uno de los casos. En la tabla de la derecha, estos aspectos se denominan A, B y C. Durante el proceso de análisis, puede añadir nuevos aspectos o descartar los que no sean fructíferos. No es necesario registrar los aspectos que son similares en ambos casos, ya que aquí no se están realizando dos estudios de caso, sino sólo una comparación de los mismos.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos