Importancia de fomentar la energía verde

Importancia de fomentar la energía verde

Energía solar

La energía verde es cualquier tipo de energía que se genera a partir de recursos naturales, como la luz solar, el viento o el agua. Suele proceder de fuentes de energía renovables, aunque existen algunas diferencias entre la energía renovable y la energía verde, que analizaremos a continuación.
Como fuente de energía, la energía verde suele proceder de tecnologías de energías renovables como la energía solar, la energía eólica, la energía geotérmica, la biomasa y la energía hidroeléctrica. Cada una de estas tecnologías funciona de forma diferente, ya sea tomando la energía del sol, como en el caso de los paneles solares, o utilizando turbinas de viento o el flujo de agua para generar energía.
Para que se considere energía verde, un recurso no puede producir contaminación, como ocurre con los combustibles fósiles. Esto significa que no todas las fuentes utilizadas por la industria de las energías renovables son verdes. Por ejemplo, la generación de energía que quema material orgánico procedente de bosques sostenibles puede ser renovable, pero no es necesariamente verde, debido al CO2 producido por el propio proceso de combustión.
Las fuentes de energía verde suelen reponerse de forma natural, a diferencia de las fuentes de combustibles fósiles como el gas natural o el carbón, que pueden tardar millones de años en desarrollarse. Las fuentes verdes también suelen evitar las operaciones de minería o perforación que pueden ser perjudiciales para los ecosistemas.

Hidroeléctrica…

El mundo no parece detenerse cuando se trata de consumir energía. A medida que cada país experimenta su crecimiento y desarrollo como sociedad, sus necesidades de energía aumentan para seguir el ritmo de su expansión. El proceso es natural.    Incluso se fomenta socialmente, pero eso no cambia el hecho de que pasa factura a nuestro planeta. Se explotan y procesan más recursos del mundo para convertirlos en combustible.
Aunque muchas de estas industrias lo han negado durante mucho tiempo, el lado feo del consumo de energía ha quedado expuesto para que todo el mundo lo vea. Ha aumentado la concienciación sobre la necesidad de adoptar soluciones alternativas de energía y residuos que sean renovables y más limpias para evitar la contaminación y frenar la degradación de nuestros numerosos ecosistemas naturales.
Muchas de las iniciativas para utilizar energías limpias son adoptadas en múltiples países. Algunas de ellas están respaldadas por gobiernos e industrias privadas que buscan preservar nuestro planeta y arreglar algunos de los daños causados por nuestra constante demanda de recursos. Muchas personas creen que los esfuerzos individuales no cuentan. El hecho es que cada pequeña ayuda que puedan conseguir suma mucho. Aquí tienes 5 consejos prácticos que puedes seguir para hacer un uso adecuado de las energías renovables en tus instalaciones:

Energía

La energía sostenible implica el aumento de la producción de energía renovable, la disponibilidad universal de energía segura y la conservación de la energía. En el sentido de las agujas del reloj, desde la izquierda: Energía solar concentrada con almacenamiento de calor en sales fundidas en España, energía eólica en Sudáfrica, cocina limpia en Etiopía, transporte público en Singapur
El uso de la energía se considera sostenible si satisface las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras. Las definiciones de energía sostenible suelen incluir aspectos medioambientales, como las emisiones de gases de efecto invernadero, y sociales y económicos, como la pobreza energética.
Satisfacer la necesidad mundial de energía sostenible es uno de los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad en el siglo XXI. El sistema energético mundial, basado en un 85% en los combustibles fósiles, es responsable de más del 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático. La quema de combustibles fósiles y biomasa es uno de los principales responsables de la contaminación atmosférica, que se calcula que causa 7 millones de muertes al año. Más de 750 millones de personas carecen de acceso a la electricidad y más de 2.600 millones dependen de combustibles contaminantes como la madera o el carbón vegetal para cocinar.

Qué es la energía renovable

La estrecha relación entre el medio ambiente y el desarrollo llevó a la aparición de un concepto de desarrollo denominado sostenible, que exige prestar atención a la protección del medio ambiente para lograr un desarrollo sostenible, y las energías renovables son uno de los medios para proteger el medio ambiente, por lo que encontramos muchos países interesados en desarrollar esta fuente de energía y en fijarla como un objetivo que pretende alcanzar. La energía renovable es de gran importancia para la protección del medio ambiente, ya que es una energía limpia y no contaminante, y su uso se amplía, reduciendo así el uso de las fuentes de energía tradicionales que se sabe que tienen un mal impacto en el medio ambiente, dada la contaminación que generan, sobre todo porque el costo de la generación de electricidad a partir de fuentes de energía renovables es cada vez menor .Incluyendo la posibilidad de lograr un desarrollo sostenible.
A pesar de todo el gran interés mundial por las energías renovables como energía limpia y alternativa en el futuro a la energía fósil, todo indica que las energías renovables no podrán desempeñar este papel ni siquiera en un futuro lejano debido a la disponibilidad de energía fósil en grandes cantidades suficientes para las necesidades de nuestro mundo hasta el final del siglo actual y a las grandes dificultades a las que se enfrenta la tecnología de las energías renovables derivadas de su carácter disperso, discontinuo y poco homogéneo, su limitada eficiencia y, por tanto, sus elevados costes de inversión. Sin embargo, hay ciertos usos en los que las energías renovables pueden desempeñar un papel importante en el suministro de electricidad a las zonas rurales, pobres y remotas, y el coste de la producción de electricidad a partir de la energía eólica disminuye constantemente, lo que la hace más competitiva, pero su naturaleza intermitente le impedirá desempeñar el papel principal en la producción de electricidad. Incluso en un futuro lejano.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos