Cualidades y habilidades de un administrador

Cualidades de un buen gestor y líder pdf

Una buena gestión es esencial para los resultados de su empresa, pero a menudo se considera que las habilidades de liderazgo son innatas. Sin embargo, el hecho es que todos estos atributos pueden identificarse y reforzarse. Además, un conjunto de habilidades que representa más del 70 por ciento de las variaciones en las puntuaciones de compromiso de los empleados no debe dejarse al talento instintivo de cada directivo. Aunque es probable que usted confíe en su propio conjunto familiar de grandes habilidades de gestión, nunca está de más detallar lo que ya está haciendo. Empiece a preguntarse: “¿Cuáles son las cualidades de un buen gestor?”. Tanto si eres un directivo que quiere reforzar sus habilidades de liderazgo como si eres un nuevo contratado que intenta detectar los rasgos de su actual líder, es importante que estés atento a las cualidades de un buen directivo.
Las cualidades adecuadas de un directivo pueden marcar la diferencia. Ser capaz de escuchar, no de oír, y de comunicar, no de ordenar, es lo que cualquier empleado encontraría valioso en un líder. Si un directivo es capaz de establecer la confianza con su equipo, la retención de los empleados, la productividad y el compromiso pueden aumentar como resultado. Considere estas 12 cualidades imprescindibles de un directivo que pueden proporcionar una hoja de ruta hacia la excelencia profesional.

¿cuáles son las cinco cualidades de un buen gestor?

¿Cuáles son las cualidades de un buen gestor? Desgraciadamente, no existe una respuesta única y global a esta pregunta. Todo depende de numerosos factores; como el tipo de empresa de que se trate, la estrategia, el objetivo, el contexto, lo que está en juego, el equipo, la dirección…
En pocas palabras, al igual que existe el empleado adecuado para el trabajo adecuado, hay un directivo adecuado para la empresa, el contexto y el equipo adecuados. Por lo tanto, un “buen” gestor es una noción que depende totalmente del contexto.
Una de las cualidades de un gran gestor es saber transmitir la misión a los demás y proponer una forma de pensar clara que oriente el trabajo de todos. Tener una visión es una cosa, pero otra muy distinta es ser capaz de transmitirla.
Un gran directivo debe ser capaz de abordar las decisiones por sí mismo y, sobre todo, debe ser capaz de asumir la responsabilidad de esas decisiones, sean buenas o malas. También es crucial que priorice y desarrolle la autonomía de sus empleados, dándoles poder todo el tiempo.
La persona al mando debe mantener la vista en el objetivo, dar directrices, tomar decisiones, afrontar los obstáculos de frente, gestionar sus emociones, ser un modelo para los demás, adoptar una postura firme en algunas cuestiones -a menudo en contra del statu quo- y ganarse la confianza de los demás. No es una hazaña fácil.

Ver más

Una buena gestión es esencial para los resultados de su empresa, pero a menudo se considera que las habilidades de liderazgo son innatas. Sin embargo, el hecho es que todos estos atributos pueden identificarse y reforzarse. Además, un conjunto de habilidades que representa más del 70 por ciento de las variaciones en las puntuaciones de compromiso de los empleados no debería dejarse al talento instintivo de cada directivo. Aunque es probable que usted confíe en su propio conjunto familiar de grandes habilidades de gestión, nunca está de más detallar lo que ya está haciendo. Empiece a preguntarse: “¿Cuáles son las cualidades de un buen gestor?”. Tanto si eres un directivo que quiere reforzar sus habilidades de liderazgo como si eres un nuevo contratado que intenta detectar los rasgos de su actual líder, es importante que estés atento a las cualidades de un buen directivo.
Las cualidades adecuadas de un directivo pueden marcar la diferencia. Ser capaz de escuchar, no de oír, y de comunicar, no de ordenar, es lo que cualquier empleado encontraría valioso en un líder. Si un directivo es capaz de establecer la confianza con su equipo, la retención de los empleados, la productividad y el compromiso pueden aumentar como resultado. Considere estas 12 cualidades imprescindibles de un directivo que pueden proporcionar una hoja de ruta hacia la excelencia profesional.

Las 10 mejores habilidades de gestión

Los directivos tienen el poder de hacer o deshacer sus organizaciones. Mientras que los grandes líderes animan a sus empleados a alcanzar su máximo potencial y ayudan a sus organizaciones a superar sus objetivos, los terribles dictadores desaniman a los trabajadores hasta el punto de que quieren abandonar el barco.
Los grandes directivos son capaces de liderar equipos, ayudarles a crecer y mantener al mismo tiempo un control total sobre su empresa y su rendimiento. Son las personas que consiguen adaptarse constantemente a nuevas situaciones, animar a los demás a alcanzar su máximo potencial y ofrecer también su mejor trabajo.
En pocas palabras, los grandes líderes no se limitan a predicar con el ejemplo. Tienen siempre presentes sus principales objetivos, asegurándose de que ni ellos ni su equipo se desvían de ellos. También ejecutan y son egoístas, poniendo su mejor esfuerzo en la realización de sus propias tareas. Por encima de todo, se centran en desarrollar sus propias habilidades de liderazgo.
“La mayor forma de influir en una organización es centrarse en el desarrollo del liderazgo. Casi no hay límite para el potencial de una organización que recluta buenas personas, las eleva como líderes y las desarrolla continuamente.” -John Maxwell

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos