Articulo 6 dela constitucion mexicana

Artículo 16 de la constitución mexicana

En 2006, unas elecciones presidenciales muy disputadas y con un resultado incierto sacudieron a la comunidad de la apertura en México.    El Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), junto con periodistas, académicos y ONGs, temían que los avances logrados tras la transición política de 2000 pudieran verse seriamente comprometidos por una nueva administración.    En respuesta a estas preocupaciones, los defensores trataron de fortalecer y consolidar sus logros impulsando una reforma integral de la Constitución mexicana, que garantizara el derecho a saber y estableciera normas permanentes de apertura que no pudieran cambiarse a capricho de un nuevo gobierno.
En marzo de 2007, el Congreso federal aprobó una reforma integral del artículo 6 de la Constitución mexicana, y en tres meses fue aprobada por la mayoría de las legislaturas estatales, lo que supuso una gran victoria para el movimiento del derecho a saber en México.
Esta reforma es, sin duda, el desarrollo más importante relacionado con la libertad de información en México en los últimos tres años.    Establece principios de transparencia y proporciona estándares mínimos para el acceso a la información pública a nivel federal, estatal y municipal.    El artículo 6 aborda y resuelve explícitamente cuestiones que se habían vuelto controvertidas durante los primeros cinco años de vigencia de la ley federal de libertad de información. Estas cuestiones incluyen, por ejemplo, el principio de máxima divulgación, la protección de la información personal y la mejora del acceso a los archivos administrativos.

Artículo 27 constitución mexicana

Artículo 3. La educación que imparta el Estado Federal tendrá por objeto desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentará en él, al mismo tiempo, el amor a la patria y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y en la justicia.
I. Estando garantizada la libertad de creencias religiosas por el artículo 24, la norma que orientará dicha educación se mantendrá totalmente al margen de toda doctrina religiosa y, basándose en los resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, el fanatismo y los prejuicios.
Artículo 130. Los poderes federales ejercerán la vigilancia exigida por la ley en materia de culto religioso y formas eclesiásticas exteriores. Las demás autoridades actuarán como auxiliares de la Federación. El Congreso no podrá dictar leyes que establezcan o prohíban religión alguna.
…La ley no reconoce personalidad alguna a los grupos religiosos denominados iglesias. Los ministros de las confesiones serán considerados como personas que ejercen una profesión y estarán directamente sujetos a las leyes que se dicten en esta materia. Sólo las legislaturas de los Estados tendrán la potestad de determinar el número máximo de ministros de las confesiones necesario para las necesidades locales.

Artículo 3 de la constitución mexicana

La Constitución de México, formalmente Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, es la actual constitución de México. Fue redactada en Santiago de Querétaro, en el Estado de Querétaro, por una convención constituyente, durante la Revolución Mexicana. Fue aprobada por el Congreso Constituyente el 5 de febrero de 1917. Es la sucesora de la Constitución de 1857 y de las anteriores constituciones mexicanas.
La actual Constitución de 1917 es el primer documento de este tipo en el mundo que establece derechos sociales, sirviendo de modelo para la Constitución de Weimar de 1919 y la Constitución de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia de 1918[1][2][3][4] Algunas de las disposiciones más importantes son los artículos 3, 27 y 123; adoptados en respuesta a la insurrección armada de las clases populares durante la Revolución Mexicana, estos artículos muestran profundos cambios en la filosofía política mexicana que ayudaron a enmarcar el telón de fondo político y social de México en el siglo XX. [El artículo 3, destinado a restringir a la Iglesia católica en México, estableció las bases para una educación gratuita, obligatoria y laica;[6][7] el artículo 27 sentó las bases para la reforma agraria;[7] y el artículo 123 fue diseñado para empoderar al sector obrero, que había surgido a finales del siglo XIX y que apoyó al bando vencedor de la Revolución Mexicana[7].

Constitución mexicana de 1917

La Constitución de México, formalmente Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, es la actual constitución de México. Fue redactada en Santiago de Querétaro, en el Estado de Querétaro, por una convención constituyente, durante la Revolución Mexicana. Fue aprobada por el Congreso Constituyente el 5 de febrero de 1917. Es la sucesora de la Constitución de 1857 y de las anteriores constituciones mexicanas.
La actual Constitución de 1917 es el primer documento de este tipo en el mundo que establece derechos sociales, sirviendo de modelo para la Constitución de Weimar de 1919 y la Constitución de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia de 1918[1][2][3][4] Algunas de las disposiciones más importantes son los artículos 3, 27 y 123; adoptados en respuesta a la insurrección armada de las clases populares durante la Revolución Mexicana, estos artículos muestran profundos cambios en la filosofía política mexicana que ayudaron a enmarcar el telón de fondo político y social de México en el siglo XX. [El artículo 3, destinado a restringir a la Iglesia católica en México, estableció las bases para una educación gratuita, obligatoria y laica;[6][7] el artículo 27 sentó las bases para la reforma agraria;[7] y el artículo 123 fue diseñado para empoderar al sector obrero, que había surgido a finales del siglo XIX y que apoyó al bando vencedor de la Revolución Mexicana[7].

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos