Mapa conceptual de la toma de decisiones

Mapeo de decisiones empresariales

“Independientemente de lo que produzca, una organización es una fábrica que fabrica juicios y decisiones. Toda fábrica debe tener medios para garantizar la calidad de sus productos en el diseño inicial, en la fabricación y en sus inspecciones finales” — Daniel Kahneman, psicólogo y premio Nobel Esta cita habla del papel vital que desempeña la toma de decisiones en las organizaciones. Una organización no tiene más éxito que la calidad de sus decisiones, menos el papel de la suerte. En lo que sigue, veremos cómo puede utilizar el mapeo de decisiones para mejorar la toma de decisiones de su organización.Primero echaremos un vistazo a varios escollos a la hora de tomar decisiones, para que seamos conscientes de algunas de las formas en que se puede mejorar la toma de decisiones en grupo. A continuación, examinaremos qué es el mapeo de decisiones y cómo aborda esos escollos. Por último, consideraremos cómo se puede empezar a utilizar el método.

Herramienta de mapeo de decisiones

Si alguna vez se ha preguntado cómo examinar sus decisiones de una manera metódica que le ayude a determinar los posibles resultados, evaluar los distintos riesgos y, en última instancia, predecir sus posibilidades de éxito, no se lo pregunte más.
Las ramas, que parten de la raíz, representan diferentes opciones -o cursos de acción- que están disponibles al tomar una decisión concreta. Suelen indicarse con una línea de flecha y suelen incluir los costes asociados, así como la probabilidad de que se produzcan.
Los nodos de las hojas -que se unen al final de las ramas- representan los posibles resultados de cada acción. Suele haber dos tipos de nodos de hoja: los nodos de hoja cuadrados, que indican que hay que tomar otra decisión, y los nodos de hoja circulares, que indican un suceso fortuito o un resultado desconocido.
Aunque se puede defender el viejo consejo de la abuela Sauce de “dejarse guiar por el espíritu”, a veces es necesario un enfoque más formalizado y calculado. Por eso los árboles de decisión son tan eficaces.
Los árboles de decisión demuestran visualmente las relaciones causa-efecto, proporcionando una visión simplificada de un proceso potencialmente complicado. Además, los árboles de decisión son sencillos y fáciles de entender, incluso si nunca has creado uno antes.

Matriz de decisión

¿Se está rascando la cabeza ante las múltiples posibilidades de mostrar la información de forma visual? Al fin y al cabo, las opciones parecen infinitas. Pero no se preocupe: nos complace presentarle un resumen de las diferencias entre varios estilos de mapeo, como los mapas mentales, los mapas conceptuales, los diagramas de sistemas, los árboles de decisión y los diagramas de flujo.
Este tipo de mapeo es familiar para muchos. Los mapas mentales, un concepto que surgió del cerebro del psicólogo británico Tony Buzan en la década de 1970, son diagramas en los que se coloca un tema clave en el centro. A partir de este punto central, la información se divide en diferentes temas que se extienden. Esto se hace en forma de rama: de cada nuevo tallo puede surgir nueva información. De este modo, surge una estructura que parece un árbol. Muchos mapas mentales incorporan colores e imágenes brillantes, y sólo palabras y frases cortas.
Los mapas mentales nos gustan mucho por su similitud con el funcionamiento de nuestro cerebro. Los mapas mentales irradian información desde un punto central. Nuestras mentes también lo hacen, según Buzan. Debido a la dinámica similar entre el funcionamiento interno de nuestro cerebro y los mapas mentales, resulta más fácil trabajar con ellos y recordar su contenido. Los mapas mentales se nutren de asociaciones y conexiones entre conocimientos, al igual que nosotros, mentalmente. Tomemos el siguiente ejemplo: cuando aprendemos algo nuevo sobre un determinado tipo de pájaro, lo conectamos automáticamente en nuestro cerebro con lo que ya sabemos sobre los pájaros en general. Vuelan, cantan, etc. Este proceso también tiene lugar cuando diseñamos nuestro mapa mental: vinculamos unos temas con otros, formando una red de conocimientos.

Mapa conceptual en la investigación

No todas las demostraciones implican el uso de emocionantes presentaciones visuales de uno o una serie de principios científicos. Las demostraciones pueden ser tan sencillas como mostrar la interrelación entre conceptos o principios científicos utilizando mapas conceptuales. Los mapas conceptuales son herramientas que ayudan a las personas a conceptualizar y recordar un conglomerado de hechos que conforman temas o paradigmas complejos. Promueven la creatividad y la flexibilidad porque sitúan los hechos en el constructo de la modalidad de aprendizaje del alumno. En este artículo, el autor presenta el patrón de organización que siguen los mapas conceptuales. Además, para el profesorado, el punto fuerte de los mapas conceptuales es que se trata de un diagrama sencillo que se utiliza para representar palabras, ideas, tareas u otros elementos vinculados y organizados en torno a una palabra o idea clave central. Se utiliza para generar, visualizar, estructurar y clasificar ideas, y como ayuda para el estudio, la organización, la resolución de problemas y la toma de decisiones. (Contiene 2 figuras).

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos