Fase 3: organización: actividades tareas recursos y procesos

Fase 3: organización: actividades tareas recursos y procesos

¿cuáles son las 5 fases de un proyecto?

El director y el equipo del proyecto tienen un objetivo común: llevar a cabo el trabajo del proyecto con el fin de cumplir los objetivos del mismo. Todo proyecto tiene un comienzo, un periodo intermedio durante el cual las actividades hacen avanzar el proyecto hacia su finalización, y un final (exitoso o fallido). Un proyecto estándar suele tener las siguientes cuatro fases principales (cada una con su propio programa de tareas y cuestiones): inicio, planificación, ejecución y cierre. En conjunto, estas fases representan el camino que sigue un proyecto desde su inicio hasta su final y suelen denominarse «ciclo de vida» del proyecto.
Durante la primera de estas fases, la de iniciación, se identifica el objetivo o la necesidad del proyecto, que puede ser un problema u oportunidad de negocio. La respuesta adecuada a la necesidad se documenta en un caso de negocio con opciones de solución recomendadas. Se lleva a cabo un estudio de viabilidad para investigar si cada opción aborda el objetivo del proyecto y se determina una solución final recomendada. Se abordan cuestiones de viabilidad («¿podemos hacer el proyecto?») y de justificación («¿debemos hacer el proyecto?»).

Ciclo de vida del proyecto

Este marco práctico y fácil de entender sirve de enlace fundamental entre la gestión del cambio individual y el cambio organizativo, permitiendo a los profesionales aprovechar y ampliar las actividades de gestión del cambio que ayudan a las personas afectadas a superar sus transiciones.
Cada fase termina con un producto clave, lo que le permite agrupar todo el trabajo de una fase concreta y comunicarlo a los demás. Esto aumenta la comprensión y el compromiso con el proceso de gestión del cambio, al tiempo que garantiza la alineación entre las partes interesadas. Cada entregable es flexible, personalizable y escalable para adaptarse a su proyecto y organización únicos.
El objetivo general de esta fase inicial es posicionar el cambio para que tenga éxito mediante el desarrollo de una estrategia de gestión del cambio personalizada y ampliada, junto con el patrocinio y el compromiso que necesita. Es fundamental obtener el apoyo del patrocinador principal y de las principales partes interesadas en esta fase. Sin un compromiso temprano, es posible que el apoyo que necesita no se materialice nunca, lo que pone en peligro el éxito.

Fase 3: organización: actividades tareas recursos y procesos 2020

Tanto si te encargas del desarrollo de un sitio web como del diseño de un coche, del traslado de un departamento a unas nuevas instalaciones, de la actualización de un sistema de información o de cualquier otro proyecto (grande o pequeño), pasarás por las mismas cuatro fases de la gestión de proyectos: planificación, construcción, ejecución y cierre. Aunque las fases tienen cualidades distintas, se solapan.
Por ejemplo, lo normal es empezar la planificación con una cifra aproximada del presupuesto y una fecha estimada de finalización. Una vez que esté en las fases de desarrollo e implementación, definirá y comenzará a ejecutar los detalles del plan del proyecto. Esto le proporcionará nueva información, por lo que revisará el presupuesto y la fecha de finalización -en otras palabras, hará más planificación- de acuerdo con su comprensión más clara del panorama general.
Cuando la gente piensa en la planificación de un proyecto, tiende a pensar inmediatamente en la programación, pero esa parte no llegará hasta la fase de desarrollo. En realidad, la planificación consiste en definir los aspectos fundamentales: qué problema hay que resolver, quién participará y qué se hará.

Gestión de proyectosintervención en proyectos

En la base de cualquier proyecto exitoso hay un gestor de proyectos (PM) que vale su peso en oro. Aunque algunas personas piensan que el único trabajo de un gestor de proyectos es recordar a todo el mundo los plazos y organizar reuniones de estado, eso no es así.
Hay una ciencia en lo que hacen: tienen un profundo conocimiento de las cinco fases de la gestión de proyectos y pueden ejecutarlas a la perfección. En este artículo, explicaremos lo que implica cada una de estas fases y compartiremos consejos para impulsar el éxito durante cada una de ellas.
Desarrolladas por el Instituto de Gestión de Proyectos (PMI), las cinco fases de la gestión de proyectos incluyen la concepción e iniciación, la planificación, la ejecución, el rendimiento/seguimiento y el cierre del proyecto. El PMI, fundado en 1969, es la mayor asociación sin ánimo de lucro de la profesión de gestión de proyectos del mundo. Ha establecido las normas para la gestión de proyectos, programas y carteras y ofrece formación y certificaciones. El estándar de oro de la certificación de la asociación es la certificación Project Management Professional (PMP)®. Hay otras siete certificaciones disponibles para diferentes tipos de gestión de proyectos.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos