Carta responsiva para deslindar responsabilidades

Exención de responsabilidad por daños

El Descargo General es una amplia exención de todas las posibles reclamaciones civiles resultantes de un litigio. Dado que la parte liberadora está renunciando a todas las reclamaciones conocidas y desconocidas contra la otra parte, se debe tener cuidado para asegurarse de que el liberador es plenamente consciente de sus derechos.
EN CONSIDERACIÓN de los pactos y acuerdos contenidos en este Acuerdo y de otras buenas y valiosas consideraciones, cuya recepción se reconoce por la presente, las partes de este Acuerdo acuerdan lo siguiente:
En algunos casos, cada una de las partes puede alegar que la otra es la culpable de las lesiones o los daños. Si esto ocurre, pueden firmar un acuerdo de exención de responsabilidad mutua. Si una de las partes tiene más culpa, puede ofrecer una compensación adicional.
¿Para qué se utiliza un descargo de responsabilidad? En general, un descargo de responsabilidad se utiliza para liberar a una parte de la responsabilidad en caso de un accidente u otro incidente que cause lesiones o daños:

Formulario de autorización general pdf

Un formulario de exención de responsabilidad puede presentarse como un documento independiente o como parte de un contrato más amplio. El contenido de la exención debe ser específico y adaptarse a la situación para la que se firma, pero todo formulario de exención general debe contener los siguientes componentes clave:
Es importante asegurarse de que queda claro a quién se aplica la exención y qué parte es el cedente y cuál es el cesionario. Es habitual incluir una fecha en la que se introduce el acuerdo junto a los nombres de ambas partes.
“El abajo firmante asume por la presente todo el riesgo de lesión o daño como resultado de las actividades especificadas anteriormente y acuerda liberar, indemnizar, defender y eximir para siempre al liberado de toda responsabilidad, reclamaciones, demandas, daños, costes, gastos y causas de acción por muerte, lesión, pérdida o daño del abajo firmante”.
Una exención de responsabilidad es apropiada siempre que exista la posibilidad de que una persona sea demandada en caso de que algo vaya mal durante una acción que se esté llevando a cabo. Lo más habitual es que se firme una exención de responsabilidad antes de participar en una actividad que implique algún tipo de riesgo. Sin embargo, estas renuncias pueden utilizarse en una variedad de situaciones. Los siguientes ejemplos son los más comunes:

Modelo de carta de exención de responsabilidad

¿CUÁL ES LA REDACCIÓN RECOMENDADA PARA UNA CLÁUSULA DE “EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD”? Como muestra, el siguiente lenguaje cumple con ciertas situaciones que requieren una exención. “En consideración a que se me permita participar en esta Actividad, eximo de responsabilidad y renuncio a mi derecho de demandar al Distrito del Colegio Comunitario de Rancho Santiago, sus empleados, funcionarios, voluntarios y agentes (colectivamente “Distrito”) de cualquier y todo reclamo, incluyendo reclamos de negligencia del Distrito, que resulte en cualquier lesión física, enfermedad (incluyendo la muerte) o pérdida económica que pueda sufrir o que pueda resultar de mi participación en esta Actividad, el viaje hacia y desde la Actividad (incluyendo el viaje en avión), o cualquier evento incidental a esta Actividad”.
¿CUÁL ES LA REDACCIÓN RECOMENDADA PARA UNA CLÁUSULA DE “ASUNCIÓN EXPRESA DE RIESGOS”? A modo de ejemplo, la siguiente redacción responde a ciertas situaciones que requieren una asunción de riesgos. “Participo voluntariamente en esta actividad. Entiendo que existen riesgos asociados a mi participación en esta Actividad, tales como lesiones físicas y/o psicológicas, dolor, sufrimiento, enfermedad, desfiguración, incapacidad temporal o permanente, muerte o pérdida económica. Estas lesiones o resultados pueden derivarse de mis propias acciones, inacciones o negligencias, o de las condiciones del lugar o las instalaciones de la Actividad. No obstante, asumo todos los riesgos de mi participación en esta Actividad, ya sean conocidos o desconocidos para mí, incluido el viaje de ida y vuelta a la Actividad (incluido el viaje en avión) o cualquier evento incidental a esta Actividad.”

Ejemplo de renuncia simple

Reconozco que obtengo una satisfacción personal y un beneficio en virtud de mi participación y/o voluntariado con ACS, y me comprometo voluntariamente a participar en los eventos de ACS y/o en otras actividades de recaudación de fondos (la “Actividad”).
3. Por la presente, asumo a sabiendas el riesgo de lesiones, daños y pérdidas asociados a la Actividad, incluyendo cualquier lesión, daño y pérdida causada por la negligencia, culpa o conducta de cualquier tipo por parte de las Partes Exoneradas.
RECONOCIMIENTO MÉDICO Y EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD.    Reconozco los riesgos para la salud asociados a la Actividad, incluidos, entre otros, mareos transitorios, aturdimiento, desmayos, náuseas, calambres musculares, lesiones musculoesqueléticas, dolores articulares, esguinces y distensiones, ataques cardíacos, derrames cerebrales o muerte súbita.    Estoy de acuerdo en que si experimento cualquiera de estos síntomas o cualquier otro durante la Actividad, interrumpiré mi participación inmediatamente y buscaré la atención médica adecuada.    POR LA PRESENTE LIBERO Y EXIMO PARA SIEMPRE A LAS PARTES LIBERADAS DE CUALQUIER RECLAMACIÓN QUE SURJA O PUEDA SURGIR EN LO SUCESIVO A CAUSA DE CUALQUIER PRIMER AUXILIO, TRATAMIENTO O SERVICIO PRESTADO EN RELACIÓN CON MI PARTICIPACIÓN EN LA ACTIVIDAD.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos