La apologia de socrates resumen

La apologia de socrates resumen

Cuál es la idea principal de la apología de plato

Un día del año 399 a.C., Sócrates ha sido acusado por impiedad y corrupción de la juventud. Sócrates dirigió unas palabras al tribunal para su defensa. Más tarde, el alumno de Sócrates, es decir, Platón, escribió la obra que llamamos Apología, donde Sócrates vuelve a dirigir unas palabras al tribunal para su defensa.
Se le acusa de impiedad y de corromper a los jóvenes. ¿Es culpable o no culpable? Y si es culpable, ¿qué pena hay que imponer? ¿Cómo votarías si fueras miembro del tribunal en el año 399? ¿Cómo, en su imaginación, vota hoy?
Este es el reto que ofrece esta apología del mundo al lector, por la forma literaria que Platón le ha dado: la forma ordinaria de un discurso pronunciado en un tribunal. La Apología de Jenofonte, por el contrario, es una narración directa, una especie de relato del juicio como el de los periódicos, que recoge los fragmentos más nítidos de los momentos más emocionantes del discurso de Sócrates, e incluye fragmentos de entrevistas con diversos interesados. La Apología de Platón comienza con la frase: «Hombres de Atenas…», normalmente utilizada para dirigirse a un tribunal o a una Asamblea y continúa hasta el final en la forma de elocuencia judicial que conocemos bien a través del discurso de Demóstenes o Lisias que se ha conservado. En definitiva, no se trata de un diálogo. De modo que nosotros, los lectores, no estamos invitados, como ocurre en los diálogos en el sentido de la palabra, a entablar una discusión filosófica sobre la virtud de la ciencia o la realidad. Se nos invita a un veredicto sobre el caso que nos ocupa.

Por qué escribió platón la apología

El diálogo de Platón llamado Eutifrón relata una discusión que tuvo lugar entre Sócrates y Eutifrón sobre el significado de la piedad, o esa virtud que suele considerarse como una forma de vivir que cumple con el deber de uno tanto con los dioses como con la humanidad. Es de especial interés en relación con el destino de Sócrates, ya que recientemente ha sido acusado de impiedad y está a punto de ser juzgado ante el tribunal ateniense para determinar su culpabilidad o inocencia del delito que se le atribuye. Como está seguro de que el pueblo ateniense en general no comprende la verdadera naturaleza de la piedad ni de la impiedad, Sócrates pide a Eutifrón que responda a la pregunta «¿Qué es la piedad?» Tiene un propósito real al hacer esto, ya que Eutifrón, un sofista, profesa ser sabio en cuanto a tales asuntos, mientras que Sócrates, no haciendo tal afirmación para sí mismo, profesa sólo ser ignorante. Quiere ver si Eutifrón es tan sabio como dice ser, y si no lo es, Sócrates expondrá la superficialidad de su afirmación.
Eutifrón tiene fama de ser un sabio, un adivino y un adivino. Como maestro, instruye sobre cuestiones morales y políticas, así como sobre los problemas prácticos de la vida cotidiana. La discusión que se desarrolla entre Sócrates y Eutifrón tiene lugar en el pórtico del rey Arconte.

Cómo se defiende sócrates en la apología

El Crito recoge la conversación que tuvo lugar en la prisión donde Sócrates estaba confinado esperando su ejecución. Se trata de un diálogo entre Sócrates y Crito, un anciano ateniense que durante muchos años ha sido un devoto amigo de Sócrates y un firme creyente en sus enseñanzas éticas. La conversación tiene lugar en una hora temprana de lo que resultó ser el penúltimo día que Sócrates permaneció vivo. Al igual que el Eutifrón y la Apología, este diálogo revela algo del carácter de Sócrates al describir el modo en que se enfrentaba a las circunstancias difíciles sin dejarse vencer por ellas. En el Crito se presta especial atención a las razones que aduce Sócrates para negarse a escapar de la prisión como medio para salvar su propia vida. Las circunstancias eran tales que podría haberlo hecho fácilmente, y sus amigos le instaban a hacerlo.
El diálogo comienza con Sócrates preguntando a Crito por qué ha llegado a una hora tan temprana. El amanecer está comenzando, y Sócrates ha estado durmiendo profundamente durante toda la noche. Crito explica que ha estado esperando en la prisión durante algún tiempo, pero que ha permanecido en silencio porque no quería perturbar el sueño de Sócrates. Añade que se asombra de que Sócrates haya podido dormir tan bien y permanecer tranquilo y en paz cuando el momento de su ejecución está tan cerca. Sócrates lleva cerca de un mes en prisión, debido a que no se permite la ejecución de un criminal en la ciudad hasta que cierto barco haya regresado de la isla de Delos. Crito informa de que el barco está a punto de llegar, pues le han dicho que ha salido de Sunium y que se espera que llegue a Atenas al día siguiente. Por ello, Crito le dice a Sócrates que mañana será su último día de vida. Sócrates afirma que si tal es la voluntad de Dios, está dispuesto a morir. Sin embargo, está convencido, debido a un sueño que ha tenido esa mañana, de que habrá un retraso de un día más.

Cuál es la tesis de la apología de platón

Se cree que la Apología es el relato más auténtico que se ha conservado de la defensa de Sócrates ante el Consejo ateniense. Está en armonía esencial con las referencias al juicio que aparecen en los otros diálogos de Platón y también con el relato que se hace en los Memorabilia de Jenofonte. Parece registrar, en muchos casos, las palabras exactas utilizadas por Sócrates al pronunciar su discurso en defensa de sí mismo. Ciertamente, las palabras no fueron registradas en el momento en que fueron pronunciadas, pero sabemos que Platón estuvo presente en el juicio, y por lo tanto podemos concluir que el relato dado en la Apología contiene las palabras de Sócrates tal como fueron recordadas por Platón. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Platón había sido alumno y ferviente admirador de Sócrates, y por ello su versión del juicio puede estar algo sesgada a favor de quien consideraba un verdadero gran héroe. En cualquier caso, podemos estar bastante seguros de que, aunque Sócrates haya sido idealizado hasta cierto punto por su alumno, el relato que se hace representa lo que Platón creía que era cierto sobre su maestro. También es posible que la defensa de Sócrates de sí mismo fuera aún más fuerte de lo que se ha informado.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos