Usos y aplicaciones de cetonas

Usos de los aldehídos en la vida cotidiana

En química, una cetona /ˈkiːtoʊn/ es un grupo funcional con la estructura R2C=O, donde R puede ser una variedad de sustituyentes que contienen carbono. Las cetonas contienen un grupo carbonilo (un doble enlace carbono-oxígeno). La cetona más sencilla es la acetona (R = R’ = metilo), con la fórmula CH3C(O)CH3. Muchas cetonas son de gran importancia en la biología y en la industria. Algunos ejemplos son muchos azúcares (cetosas), muchos esteroides (por ejemplo, la testosterona) y el disolvente acetona[1][página necesaria].
Según las reglas de nomenclatura de la IUPAC, los nombres de las cetonas se obtienen cambiando el sufijo -ane del alcano padre por -anone. Normalmente, la posición del grupo carbonilo se denota con un número, pero los nombres tradicionales no sistemáticos se siguen utilizando generalmente para las cetonas más importantes, por ejemplo la acetona y la benzofenona. Estos nombres no sistemáticos se consideran nombres IUPAC conservados,[4] aunque algunos libros de texto de introducción a la química utilizan nombres sistemáticos como “2-propanona” o “propan-2-ona” para la cetona más simple (CH3-CO-CH3) en lugar de “acetona”.

Usos de los aldehídos en medicina

En química, una cetona /ˈkiːtoʊn/ es un grupo funcional con la estructura R2C=O, donde R puede ser una variedad de sustituyentes que contienen carbono. Las cetonas contienen un grupo carbonilo (un doble enlace carbono-oxígeno). La cetona más sencilla es la acetona (R = R’ = metilo), con la fórmula CH3C(O)CH3. Muchas cetonas son de gran importancia en la biología y en la industria. Algunos ejemplos son muchos azúcares (cetosas), muchos esteroides (por ejemplo, la testosterona) y el disolvente acetona[1][página necesaria].
Según las reglas de nomenclatura de la IUPAC, los nombres de las cetonas se obtienen cambiando el sufijo -ane del alcano padre por -anone. Normalmente, la posición del grupo carbonilo se denota con un número, pero los nombres tradicionales no sistemáticos se siguen utilizando generalmente para las cetonas más importantes, por ejemplo la acetona y la benzofenona. Estos nombres no sistemáticos se consideran nombres IUPAC conservados,[4] aunque algunos libros de texto de introducción a la química utilizan nombres sistemáticos como “2-propanona” o “propan-2-ona” para la cetona más simple (CH3-CO-CH3) en lugar de “acetona”.

Usos de las cetonas en la industria alimentaria

En química, una cetona /ˈkiːtoʊn/ es un grupo funcional con la estructura R2C=O, donde R puede ser una variedad de sustituyentes que contienen carbono. Las cetonas contienen un grupo carbonilo (un doble enlace carbono-oxígeno). La cetona más sencilla es la acetona (R = R’ = metilo), con la fórmula CH3C(O)CH3. Muchas cetonas son de gran importancia en la biología y en la industria. Algunos ejemplos son muchos azúcares (cetosas), muchos esteroides (por ejemplo, la testosterona) y el disolvente acetona[1][página necesaria].
Según las reglas de nomenclatura de la IUPAC, los nombres de las cetonas se obtienen cambiando el sufijo -ane del alcano padre por -anone. Normalmente, la posición del grupo carbonilo se denota con un número, pero los nombres tradicionales no sistemáticos se siguen utilizando generalmente para las cetonas más importantes, por ejemplo la acetona y la benzofenona. Estos nombres no sistemáticos se consideran nombres IUPAC conservados,[4] aunque algunos libros de texto de introducción a la química utilizan nombres sistemáticos como “2-propanona” o “propan-2-ona” para la cetona más simple (CH3-CO-CH3) en lugar de “acetona”.

Cuáles son los usos comunes de los aldehídos

En química, una cetona /ˈkiːtoʊn/ es un grupo funcional con la estructura R2C=O, donde R puede ser una variedad de sustituyentes que contienen carbono. Las cetonas contienen un grupo carbonilo (un doble enlace carbono-oxígeno). La cetona más sencilla es la acetona (R = R’ = metilo), con la fórmula CH3C(O)CH3. Muchas cetonas son de gran importancia en la biología y en la industria. Algunos ejemplos son muchos azúcares (cetosas), muchos esteroides (por ejemplo, la testosterona) y el disolvente acetona[1][página necesaria].
Según las reglas de nomenclatura de la IUPAC, los nombres de las cetonas se obtienen cambiando el sufijo -ane del alcano padre por -anone. Normalmente, la posición del grupo carbonilo se denota con un número, pero los nombres tradicionales no sistemáticos se siguen utilizando generalmente para las cetonas más importantes, por ejemplo la acetona y la benzofenona. Estos nombres no sistemáticos se consideran nombres IUPAC conservados,[4] aunque algunos libros de texto de introducción a la química utilizan nombres sistemáticos como “2-propanona” o “propan-2-ona” para la cetona más simple (CH3-CO-CH3) en lugar de “acetona”.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos