Usos de halogenuros de alquilo

Usos de halogenuros de alquilo

Propiedades de los halogenuros de alquilo

El tetrafluoroetano (un haloalcano) es un líquido incoloro que hierve muy por debajo de la temperatura ambiente (como se ve aquí) y que puede extraerse de los botes de aire enlatado comunes simplemente invirtiéndolos durante su uso.
Los haloalcanos se conocen desde hace siglos. El cloroetano se produjo en el siglo XV. La síntesis sistemática de estos compuestos se desarrolló en el siglo XIX al ritmo del desarrollo de la química orgánica y de la comprensión de la estructura de los alcanos. Se desarrollaron métodos para la formación selectiva de enlaces C-halógenos. Entre los métodos más versátiles se encuentran la adición de halógenos a alquenos, la hidrohalogenación de alquenos y la conversión de alcoholes en haluros de alquilo. Estos métodos son tan fiables y tan fáciles de aplicar que los haloalcanos pasaron a estar disponibles a bajo precio para su uso en la química industrial, ya que el haluro podía sustituirse por otros grupos funcionales.
Aunque la mayoría de los haloalcanos son producidos por el hombre, en la Tierra se producen haloalcanos de origen no artificial, principalmente a través de la síntesis mediada por enzimas por parte de bacterias, hongos y, especialmente, macroalgas marinas. Se han identificado más de 1.600 compuestos orgánicos halogenados, siendo los bromoalcanos los más comunes. Los compuestos orgánicos bromados en biología van desde el bromuro de metilo producido biológicamente hasta los aromáticos e insaturados no alcalinos (indoles, terpenos, acetogeninas y fenoles)[1][2] Los alcanos halogenados en las plantas terrestres son más raros, pero se dan, como por ejemplo el fluoroacetato producido como toxina por al menos 40 especies de plantas conocidas. También se conocen enzimas deshalogenasa específicas en bacterias que eliminan los halógenos de los haloalcanos.

Reactivo de grignard

En la industria, los hidrocarburos que contienen halógenos representan importantes materias primas y disolventes. El diclorometano (CH2Cl2, dicloruro de metileno), el triclorometano (CHCl3, cloroformo) y el tricloroetileno (Cl2CCHCl), por ejemplo, se utilizan como disolventes y desengrasantes. Sin embargo, su compatibilidad medioambiental es cuestionable porque también disuelven las grasas en la piel y pueden acumularse en el tejido graso. Por ello, se sospecha que pueden provocar dermatitis.
En la agricultura, los haloalcanos se aplican como herbicidas (por ejemplo, 2,4-D) y fungicidas (por ejemplo, captan). El insecticida DDT (1,1,1-tricloro-2,2-bis(p-clorofenil)etano) se utiliza eficazmente para controlar los insectos infecciosos en los países afectados por la malaria, el tifus y el cólera. En Alemania y muchos otros países industrializados, el uso del DDT está prohibido desde principios de los años sesenta. Como el DDT se acumula en el tejido graso de los animales de sangre caliente (y de los humanos), se sospechaba que era cancerígeno. Se ha demostrado que esta suposición no es correcta.

Haluro de acilo

Los halogenuros de alquilo o haloalcanos, como su nombre indica, son compuestos químicos con una combinación de halógenos y alcanos.Home / Sin categoría / Todo sobre los halogenuros de alquilo: Propiedades, usos y mucho más¿Te gusta? ¡Compártelo!
Los alcanos son compuestos de carbono e hidrógeno. Los alcanos tienen la fórmula general CnH(2n+2). La familia de los halógenos comprende cinco elementos: flúor, cloro, yodo, bromo y astato. Los haloalcanos se derivan de los hidrocarburos saturados cuando uno o más átomos de hidrógeno se sustituyen por un átomo de halógeno.
Aunque los haloalcanos derivan de los alcanos, existe una gran diferencia entre sus propiedades estructurales y físicas. Si se comparan los alcanos y los haloalcanos que contienen el mismo número de carbonos, se observa que el punto de ebullición de los alcanos es inferior al de los haloalcanos. Los alcanos no son aromáticos, mientras que algunos de los haluros de alquilo tienen un olor asociado.
Dado que los halogenuros de alquilo son compuestos formados a partir de alcanos y halógenos, reciben el nombre de sus componentes principales. Consideremos que el etano reacciona con el cloro. El haloalcano resultante se llama cloroetano. Sin embargo, esto es para una sola molécula de cloro. Si el número de moléculas de cloro es cuatro, el resultante se llamará tetracloroetano, donde tetra representa cuatro moléculas de cloro.

Usos de los haluros de alquilo slideshare

El tetrafluoroetano (un haloalcano) es un líquido incoloro que hierve muy por debajo de la temperatura ambiente (como se ve aquí) y que puede extraerse de los botes de aire enlatado comunes simplemente invirtiéndolos durante su uso.
Los haloalcanos se conocen desde hace siglos. El cloroetano se produjo en el siglo XV. La síntesis sistemática de estos compuestos se desarrolló en el siglo XIX al ritmo del desarrollo de la química orgánica y de la comprensión de la estructura de los alcanos. Se desarrollaron métodos para la formación selectiva de enlaces C-halógenos. Entre los métodos más versátiles se encuentran la adición de halógenos a alquenos, la hidrohalogenación de alquenos y la conversión de alcoholes en haluros de alquilo. Estos métodos son tan fiables y tan fáciles de aplicar que los haloalcanos pasaron a estar disponibles a bajo precio para su uso en la química industrial, ya que el haluro podía sustituirse por otros grupos funcionales.
Aunque la mayoría de los haloalcanos son producidos por el hombre, en la Tierra se producen haloalcanos de origen no artificial, principalmente a través de la síntesis mediada por enzimas por parte de bacterias, hongos y, especialmente, macroalgas marinas. Se han identificado más de 1.600 compuestos orgánicos halogenados, siendo los bromoalcanos los más comunes. Los compuestos orgánicos bromados en biología van desde el bromuro de metilo producido biológicamente hasta los aromáticos e insaturados no alcalinos (indoles, terpenos, acetogeninas y fenoles)[1][2] Los alcanos halogenados en las plantas terrestres son más raros, pero se dan, como por ejemplo el fluoroacetato producido como toxina por al menos 40 especies de plantas conocidas. También se conocen enzimas deshalogenasa específicas en bacterias que eliminan los halógenos de los haloalcanos.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos