Influencia del sol en fenomenos fisicos biologicos y humanos

¿cuál cree la ciencia que será el efecto de tener más gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera

Una vez cosechados los alimentos, se puede utilizar la energía solar para cocinarlos. La primera cocina solar de caja fue construida en 1767 por Horace de Saussure, un físico suizo. Alcanzaba temperaturas de 87,8 grados Celsius (190 grados Fahrenheit) y se utilizaba para cocinar fruta. Hoy en día, hay muchos tipos diferentes de cocinas solares que se utilizan para cocinar, secar y pasteurizar, lo que retrasa el crecimiento de los microbios en los alimentos. Al no utilizar combustibles fósiles, son seguras, no producen contaminación ni causan deforestación.
Las cocinas solares se utilizan en muchas partes del mundo en número creciente. Se calcula que sólo en la India hay medio millón instaladas. India cuenta con los dos sistemas de cocina solar más grandes del mundo, que pueden preparar alimentos para 25.000 personas al día. Según el Primer Ministro indio, Manmohan Singh, “Dado que las fuentes de energía agotables en el país son limitadas, es urgente centrar la atención en el desarrollo de fuentes de energía renovables y en el uso de tecnologías energéticas eficientes.”

Explica por qué el sol es importante para la vida en la tierra

La física es el núcleo de las ciencias de la tierra. Es esencial para comprender la estructura profunda de la Tierra y los fenómenos naturales que afectan a la superficie terrestre, como los terremotos y las erupciones volcánicas. Estos temas, junto con otros aspectos de la física de la Tierra, se tratan en el capítulo 2, ”
La física también proporciona una base para entender las interacciones dinámicas entre la atmósfera y los océanos y para el estudio del tiempo a corto plazo y del cambio climático a largo plazo. Esta comprensión es esencial para la gestión del medio ambiente: para abordar problemas como la contaminación atmosférica urbana y la acidificación de los lagos y para hacer frente a riesgos naturales como las inundaciones y los huracanes.
Gran parte de la física es el estudio de la energía y su transformación, y la energía está en el centro de importantes cuestiones medioambientales. El clima está determinado por la forma en que la energía del Sol afecta al movimiento de la atmósfera y los océanos y cómo éstos, a su vez, distribuyen la energía por todo el mundo. La mayor parte del impacto del ser humano en el medio ambiente gira en torno a la necesidad de producir energía.

Cuál es el efecto del calor y la luz del sol en el medio ambiente

La Tierra es un planeta dinámico, en constante cambio impulsado por fuerzas internas y externas. Las corrientes de magma dentro de nuestro planeta mueven las placas que forman la corteza continental en un proceso constante que construye montañas y crea valles. Estos valles pueden llegar a convertirse en lagos, mares y océanos. En la superficie, el mayor factor que afecta a la Tierra es la luz solar. El sol proporciona energía a los organismos vivos, e impulsa el tiempo y el clima de nuestro planeta creando gradientes de temperatura en la atmósfera y los océanos.
Los rayos solares proporcionan tanto luz como calor a la Tierra, y las regiones que reciben una mayor exposición se calientan en mayor medida. Esto es especialmente cierto en los trópicos, que experimentan una menor variación estacional de la luz solar incidente. El aire tropical cargado de humedad se calienta, se vuelve menos denso y se eleva. Pero cuando el aire llega a los niveles superiores de la atmósfera, se enfría. Las moléculas de agua se condensan para formar nubes y acaban cayendo en forma de lluvia. El aire cálido que se eleva desde la superficie de la Tierra empuja la masa de aire lejos del ecuador y libera su humedad en forma de precipitaciones a medida que se desplaza hacia el polo (Figura 1).

Importancia de la luz solar para el ser humano

Los fenómenos solares son los fenómenos naturales que ocurren dentro de las atmósferas exteriores calentadas magnéticamente en el Sol. Estos fenómenos adoptan muchas formas, como el viento solar, el flujo de ondas de radio, los estallidos de energía como las erupciones solares, la eyección de masa coronal o las erupciones solares,[1] el calentamiento coronal y las manchas solares.
Al parecer, estos fenómenos son generados por una dinamo helicoidal cerca del centro de la masa del Sol que genera fuertes campos magnéticos y una dinamo caótica cerca de la superficie que genera fluctuaciones más pequeñas del campo magnético[2].
La suma total de todas las fluctuaciones solares se denomina variación solar. El efecto colectivo de todas las variaciones solares dentro del campo gravitatorio del Sol se denomina meteorología espacial. Uno de los principales componentes meteorológicos es el viento solar, una corriente de plasma liberada de la atmósfera superior del Sol. Es el responsable de las auroras, espectáculos luminosos naturales en el cielo del Ártico y del Antártico. Las perturbaciones de la meteorología espacial pueden causar tormentas solares en la Tierra, interrumpiendo las comunicaciones, así como tormentas geomagnéticas en la magnetosfera terrestre y perturbaciones ionosféricas repentinas en la ionosfera. Las variaciones de la intensidad solar también afectan al clima de la Tierra. Estas variaciones pueden explicar acontecimientos como las edades de hielo y el Gran Evento de Oxigenación, mientras que la futura expansión del Sol hacia una gigante roja probablemente acabará con la vida en la Tierra.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos