Ser humano como ente biopsicosocial

Modelo biopsicosocial de engel

El modelo biopsicosocial es un modelo interdisciplinario que examina la interconexión entre la biología, la psicología y los factores socioambientales. El modelo examina específicamente cómo estos aspectos desempeñan un papel en temas que van desde la salud y la enfermedad hasta el desarrollo humano. El modelo fue defendido por primera vez por George L. Engel en 1977, y se ha convertido en una alternativa al dominio biomédico de muchos sistemas sanitarios.
El modelo biopsicosocial fue propuesto por primera vez por George L. Engel y Jon Romano, de la Universidad de Rochester, en 1977.[1] En contraposición al enfoque biomédico, Engel se esforzó por lograr un enfoque más holístico al reconocer que cada paciente tiene sus propios pensamientos, sentimientos e historia.[2][fuente no primaria necesaria] Al desarrollar el modelo, Engel lo enmarcó tanto para las enfermedades como para los problemas psicológicos.
El modelo biopsicosocial refleja el desarrollo de la enfermedad a través de la compleja interacción de factores biológicos (genéticos, bioquímicos, etc.), factores psicológicos (estado de ánimo, personalidad, comportamiento, etc.) y factores sociales (culturales, familiares, socioeconómicos, médicos, etc.). [Por ejemplo, una persona puede tener una predisposición genética a la depresión, pero debe contar con factores sociales como el estrés extremo en el trabajo y la vida familiar y con factores psicológicos como una tendencia perfeccionista que desencadenan este código genético de la depresión. Una persona puede tener una predisposición genética para una enfermedad, pero los factores sociales y cognitivos deben desencadenar la enfermedad.

Modelo biopsicosocial

El modelo biopsicosocial en psicología (Engel, 1980) fue sugerido con gran promesa como una alternativa viable y muy necesaria al “modelo médico” prevaleciente, en el que los problemas y trastornos se consideraban afines a las enfermedades y dolencias médicas (Rubinstein y Coelho, 1970; Zucker y Gomberg, 1986). A pesar del reconocimiento generalizado de la importancia de los factores biológicos, psicológicos y sociales para contribuir a una comprensión integral de la vida humana y sus problemas, cada vez se es más consciente de que el modelo biopsicosocial tiene importantes limitaciones (Pilgrim, 2002; Epstein y Borrell-Carrio, 2005; McLaren, 2007). Hasta cierto punto, las limitaciones han llevado a cuestionar si alguna vez ha surgido un modelo biopsicosocial integrado (por ejemplo, Read, 2005).
Uno de los principales problemas del modelo biopsicosocial es que actualmente no se dispone de un modelo real que incorpore elementos biológicos, psicológicos y sociales. McLaren (1998) realizó una extensa revisión del trabajo de Engel en relación con el modelo biopsicosocial y concluyó que el propio Engel nunca formuló dicho modelo. Engel abogó fuertemente por un modelo biopsicosocial y parecía tener una apreciación astuta de cuáles serían las ventajas de tal modelo, sin embargo, su trabajo no llegó a proporcionar el modelo que proponía. El mecanismo de retroalimentación negativa permite desarrollar un modelo de este tipo. En este artículo describiremos la Teoría del Control Perceptivo (TCP), que se basa en la retroalimentación negativa y que podría ser el primer modelo biopsicosocial. Los trabajos iniciales sobre la PCT comenzaron en las décadas de 1950 y 1960 (por ejemplo, Powers et al., 1960) y el trabajo seminal sobre esta teoría se publicó por primera vez en 1973 (Powers, 1973) y una segunda edición en 2005 (Powers, 2005).

Ejemplos biopsicosociales

La psicología de la salud, a menudo denominada medicina conductual o psicología médica, es la aplicación de la teoría psicológica a las prácticas relacionadas con la salud. El campo de la psicología de la salud incluye dos subcampos. La salud conductual se centra en la prevención de problemas de salud y enfermedades, mientras que la medicina conductual se centra en el tratamiento. La psicología de la salud se ocupa de la psicología de una serie de comportamientos relacionados con la salud, como la nutrición, el ejercicio, la utilización de la asistencia sanitaria y la toma de decisiones médicas.
El modelo biopsicosocial considera que los comportamientos de salud y enfermedad son producto de características biológicas (como los genes), factores conductuales (como el estilo de vida, el estrés y las creencias sobre la salud) y condiciones sociales (como las influencias culturales, las relaciones familiares y el apoyo social). Los psicólogos sanitarios trabajan con los profesionales de la salud y los pacientes para ayudar a las personas a afrontar los aspectos psicológicos y emocionales de la salud y la enfermedad. Esto puede incluir el desarrollo de protocolos de tratamiento para aumentar la adherencia a los tratamientos médicos, programas de pérdida de peso, para dejar de fumar, etc. Su investigación suele centrarse en programas de prevención e intervención diseñados para promover estilos de vida más saludables (por ejemplo, programas de ejercicio y nutrición).

Evaluación biopsicosocial

La psicología de la salud, a menudo denominada medicina conductual o psicología médica, es la aplicación de la teoría psicológica a las prácticas relacionadas con la salud. El campo de la psicología de la salud incluye dos subcampos. La salud conductual se centra en la prevención de problemas de salud y enfermedades, mientras que la medicina conductual se centra en el tratamiento. La psicología de la salud se ocupa de la psicología de una serie de comportamientos relacionados con la salud, como la nutrición, el ejercicio, la utilización de la asistencia sanitaria y la toma de decisiones médicas.
El modelo biopsicosocial considera que los comportamientos de salud y enfermedad son producto de características biológicas (como los genes), factores conductuales (como el estilo de vida, el estrés y las creencias sobre la salud) y condiciones sociales (como las influencias culturales, las relaciones familiares y el apoyo social). Los psicólogos sanitarios trabajan con los profesionales de la salud y los pacientes para ayudar a las personas a afrontar los aspectos psicológicos y emocionales de la salud y la enfermedad. Esto puede incluir el desarrollo de protocolos de tratamiento para aumentar la adherencia a los tratamientos médicos, programas de pérdida de peso, para dejar de fumar, etc. Su investigación suele centrarse en programas de prevención e intervención diseñados para promover estilos de vida más saludables (por ejemplo, programas de ejercicio y nutrición).

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos