Compuestos inorgánicos de impacto económico industrial ambiental y social en la región o en el país

¿cuáles son las tres características definitorias de los cop que los llevan a bioacumularse en los organismos?

Los contaminantes orgánicos persistentes (COP) son sustancias químicas tóxicas que afectan negativamente a la salud humana y al medio ambiente en todo el mundo. Como pueden ser transportados por el viento y el agua, la mayoría de los COP generados en un país pueden afectar, y de hecho lo hacen, a las personas y a la fauna silvestre que se encuentran lejos del lugar donde se utilizan y se liberan. Persisten durante largos periodos de tiempo en el medio ambiente y pueden acumularse y pasar de una especie a otra a través de la cadena alimentaria. Para hacer frente a esta preocupación mundial, Estados Unidos se unió a otros 90 países y a la Comunidad Europea para firmar un innovador tratado de las Naciones Unidas en Estocolmo (Suecia) en mayo de 2001. En virtud del tratado, conocido como el Convenio de Estocolmo, los países acordaron reducir o eliminar la producción, el uso y/o la liberación de 12 COP clave (véase el recuadro), y especificaron en el marco del Convenio un proceso de revisión científica que ha llevado a la adición de otras sustancias químicas COP de interés mundial.
NOTA: Éstas son las sustancias químicas que se abordaron inicialmente en el Convenio de Estocolmo cuando se negoció.    Desde entonces, se han añadido otras sustancias químicas al Convenio.    Consulte la lista completa en www.pops.int.

Estrategia de desarrollo sostenible de suecia

Como ocurre con la producción y el uso de cualquier combustible, los aspectos de la producción y el uso de biocombustibles tienen beneficios y efectos adversos. En este capítulo se analizan los posibles efectos medioambientales de la producción y el uso de biocombustibles de algas, la posible influencia de los impactos percibidos o reales en la aceptación social y algunos de los impactos en la salud que pueden derivarse de los efectos medioambientales específicos. Entre los posibles efectos medioambientales que se analizan en este capítulo se encuentran los derivados de los cambios en el uso del suelo, la calidad del agua, las emisiones netas de gases de efecto invernadero (GEI), la calidad del aire, la biodiversidad, la generación de residuos y los efectos de las algas modificadas genéticamente (haciendo hincapié en los rasgos nuevos o mejorados).
En la medida de lo posible, este capítulo analiza el potencial de los biocombustibles de algas para mejorar aspectos de la sostenibilidad en comparación con los combustibles derivados del petróleo y otros biocombustibles, así como el potencial para mitigar los efectos negativos a lo largo del ciclo de vida del biocombustible de algas. Se sugieren indicadores ambientales de sostenibilidad y datos que deben recogerse para evaluar la sostenibilidad. En algunos entornos y sistemas de gestión de biocombustibles, las métricas para evaluar el rendimiento medioambiental son fáciles de medir y se dispone de datos de referencia adecuados, pero no es el caso de todos los sistemas.

Por qué son peligrosos los contaminantes orgánicos persistentes

Las interacciones entre los seres humanos y su entorno físico se han estudiado ampliamente, ya que las múltiples actividades humanas influyen en el medio ambiente. El medio ambiente es un acoplamiento de lo biótico (organismos vivos y microorganismos) y lo abiótico (hidrosfera, litosfera y atmósfera).
La contaminación se define como la introducción en el medio ambiente de sustancias nocivas para los seres humanos y otros organismos vivos. Los contaminantes son sólidos, líquidos o gases nocivos producidos en concentraciones superiores a las habituales que reducen la calidad de nuestro entorno.
Las actividades humanas tienen un efecto adverso sobre el medio ambiente al contaminar el agua que bebemos, el aire que respiramos y el suelo en el que crecen las plantas. Aunque la revolución industrial fue un gran éxito en términos de tecnología, sociedad y prestación de múltiples servicios, también introdujo la producción de enormes cantidades de contaminantes emitidos al aire que son perjudiciales para la salud humana. Sin duda, la contaminación ambiental global se considera un problema de salud pública internacional con múltiples facetas. Las preocupaciones sociales, económicas y legislativas y los hábitos de vida están relacionados con este gran problema. Es evidente que la urbanización y la industrialización están alcanzando proporciones sin precedentes y molestas en todo el mundo en nuestra época. La contaminación atmosférica antropogénica es uno de los mayores peligros para la salud pública en todo el mundo, dado que es responsable de unos 9 millones de muertes al año (1).

Cuáles son los 12 contaminantes orgánicos persistentes

¿Cómo está estructurada la economía sueca y cómo se ven afectados el clima, el uso de productos químicos y la biodiversidad por la producción y el consumo? Este artículo describe el marco estadístico de las cuentas medioambientales y cómo pueden utilizarse las estadísticas correspondientes.
El Sistema de Contabilidad Ambiental-Económica ayuda a dar respuesta a preguntas comunes sobre la relación entre el medio ambiente y la economía mediante la elaboración de estadísticas que muestran el uso de los recursos y las emisiones por parte de los distintos operadores de la economía, como las industrias, las autoridades públicas y los hogares. Esto se denomina marco estadístico.
El marco consiste en la economía del país (producción y consumo) y el contenido comprende las estadísticas que pueden vincularse a las actividades de producción y consumo. La dirección de las estadísticas económicas la proporciona el Sistema de Cuentas Nacionales, que mide la actividad económica del país. Esto permite analizar los posibles vínculos entre, por ejemplo, el crecimiento económico y el impacto medioambiental.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos