Sociedades extranjeras en mexico ejemplos

Sociedades extranjeras en mexico ejemplos

Femsa

México es una república federal situada en la mitad sur de América del Norte. México es el decimoquinto país con mayor PIB nominal y el undécimo por paridad de poder adquisitivo. La economía mexicana está fuertemente vinculada a la de sus socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), especialmente a la de Estados Unidos[1][2] México fue el primer miembro latinoamericano de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), al que se incorporó en 1994. Está clasificado como país de renta media-alta por el Banco Mundial[3] y como país recientemente industrializado por varios analistas[4][5][6][7] En 2050, México podría convertirse en la quinta o séptima economía del mundo[8][9]. [8][9] El país es considerado tanto una potencia regional como una potencia media,[10][11][12][13] y a menudo se le identifica como una potencia global emergente,[14] México es miembro de las Naciones Unidas, la Organización Mundial del Comercio, el G8+5, el G20, la Unión por el Consenso y la Alianza del Pacífico.
Entidad estatal de petróleo y gas que controla gran parte del mercado mexicano. Se creó mediante la nacionalización de todas las empresas petroleras extranjeras en México en 1938 y rige la exploración, extracción, refinado y comercialización del petróleo en el país.

América móvil

Este artículo presenta algunas empresas multinacionales de México, a las que llamaré MultiMex. Estas empresas presentan un tema de investigación muy interesante en el ámbito de los negocios internacionales porque están sujetas a un entorno macro inestable, la economía mexicana, y a dos poderosas fuerzas externas: (i) la competencia de la base industrial de China, y (ii) las políticas proteccionistas del socio comercial más importante de México, Estados Unidos. En un futuro próximo, este blog traerá textos específicos sobre algunas de las empresas más relevantes de MultiMex, su estrategia de internacionalización, sus ventajas y desventajas específicas por país, y sus ventajas y desventajas específicas por empresa. Nuestro objetivo con esta serie de artículos sobre las multinacionales mexicanas es mostrar que estas empresas presentan casos de libro de supervivencia en condiciones micro y macroeconómicas difíciles y estudiar sus diferentes rutas de internacionalización. Una versión más profunda y analítica de la serie sobre MultiMex formará parte (así lo esperamos) del Informe de Mercados Emergentes 2019, de la Escuela de Negocios Samuel C. Johnson de la Universidad de Cornell.

Empresas extranjeras en méxico

Según los librecambistas, las empresas estadounidenses deberían subirse al carro de México. Piensen en los innegables bajos costes laborales de México, dicen los expertos, o en los 90 millones de consumidores deseosos de comprar ordenadores, coches y ropa de Estados Unidos. Cuente las decenas de industrias mexicanas privatizadas en los últimos cinco años, que ofrecen un abanico de nuevas posibilidades de inversión. Y, lo más importante, recuerde el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. A pesar de la oposición de Estados Unidos y Canadá, es probable que los tres países firmen el TLCAN antes de 1994, con lo que se consolidarán las amplias reformas económicas de México.
Si bien esta evaluación entusiasta es cierta, su tono entusiasta puede ser engañoso. Cualquier empresa que considere la posibilidad de instalarse en México debe sopesar los riesgos y los beneficios, basándose en los resultados a largo plazo, y no en la última retórica sobre el libre comercio. Para empezar, un acuerdo de libre comercio sobre el papel no curará los problemas de un país en desarrollo. Con o sin el TLCAN, México seguirá estando plagado de carreteras llenas de baches, corrupción habitual, problemas medioambientales y una historia de profunda implicación del Estado en la economía.

Cemex

El pasado fin de semana, líderes políticos y empresariales de todo el mundo se reunieron en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza. Entre los asistentes se encontraban el presidente mexicano, Felipe Calderón, y el ministro de Hacienda, Ernesto Cordero. Si bien los temas del foro abarcaron desde la sostenibilidad global hasta la microfinanciación, Calderón aprovechó la oportunidad para destacar las lucrativas oportunidades de negocio que ofrece México, sin que la creciente situación de seguridad lo impida. «Explicamos que México es un destino seguro para la inversión», dijo Calderón a los periodistas, y como prueba de este atractivo, señaló el aumento del 53% de la inversión extranjera directa (IED) a México en 2010, el mayor incremento en una década.
Calderón no es el único que anuncia el regreso de la inversión extranjera a México en los últimos meses. En el tan citado Índice de Confianza de la IED de A.T. Kearney, una encuesta periódica a altos ejecutivos de grandes empresas, México pasó del puesto 19 al 8 del mundo en cuanto a atractivo de inversión en 2010. Las perspectivas de los ejecutivos de la encuesta son reveladoras, ya que estas empresas generan más de 2 billones de dólares en ingresos globales anuales.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos