Reproduce modelos con formas figuras y cuerpos geométricos.

Ver más

Aquí, Φ0 y Φ1 son los ángulos polares de los extremos derecho e izquierdo de una cuerda.Una idea global del modelo es envolver este semicírculo en una superficie (por ejemplo, cónica). Las curvas darán la orientación de las fibras en esa superficie, y luego la rotación de dicha superficie dará una estructura tridimensional del corazón. La primera superficie que construiremos es un cono simple. Utilizamos un semicírculo y un cono porque la posibilidad de envolver un sector del círculo a un cono simple es un hecho matemático probado y la forma de LV se parece mucho a un cono. Consideramos el semicírculo como la parte de la “banda miocárdica única” de Torrent-Guasp que corresponde al VI. Después de esta envoltura, convertiremos el cono en una superficie más compleja mediante una transformación no lineal que nos permitirá obtener un modelo de VI más factible.Envoltura del semicírculo en un conoEn ([21] Figura tres (b-c)), se puede ver una envoltura del semicírculo en una superficie. Imaginemos que el semicírculo está hecho de papel. Podemos envolver este semicírculo en un cono circular recto (tal vez parcial o con una superposición) de modo que el vértice del cono corresponda al centro del semicírculo (figura 2). Denotemos un ángulo a lo largo del arco del cono como ángulo de torsión del cono ϕmax. Obtenemos un cono que se convierte en cerrado, si ϕmax = 2 π. Vamos a considerar sólo el caso en que ϕmax > π. El cono se especifica en un sistema de coordenadas cilíndricas (ρ, ϕ, z) como sigue.Figura 2

Retroalimentación

Durante el desarrollo, las células asumen gradualmente destinos especializados mediante cambios en la dinámica transcripcional, a veces incluso dentro de la misma etapa de desarrollo. En el caso del patrón anteroposterior (AP) en los metazoos, se ha sugerido que la transición gradual de un régimen genético dinámico a uno estático está codificada por diferentes módulos transcripcionales. En ese caso, el régimen estático tiene un papel esencial en la formación del patrón, además de su función de mantenimiento. En este trabajo, introducimos un enfoque geométrico para estudiar dicha transición. Exponemos dos tipos de transiciones de régimen genético que surgen a través de bifurcaciones locales o globales, respectivamente. Encontramos que el tipo de bifurcación global es más genérico, más robusto y preserva mejor la información dinámica. Esto podría explicar de forma parsimoniosa características comunes de la segmentación de los metazoos, como los cambios de periodos que conducen a ondas de expresiones genéticas, la dinámica de “velocidad/frecuencia-gradiente” y los cambios de patrones de onda. Los enfoques geométricos aparecen como posibles alternativas a las redes reguladoras de genes para entender el desarrollo.

Reproduce modelos con formas figuras y cuerpos geométricos. en línea

Los clínicos y los patólogos utilizan los patrones de pigmentación para clasificar los nevos melanocíticos en subgrupos y para diferenciar los nevos del melanoma. Los mecanismos que producen estos patrones son poco conocidos. Aquí, reproducimos los principales patrones de los nevos en simulaciones por ordenador utilizando un modelo abstracto del comportamiento de las células individuales. Desarrollamos un novedoso enfoque geométrico para reconstruir la microanatomía de la epidermis in silico y para modelar la interacción de los agentes celulares con el entorno fisiológico. Generamos representaciones visuales de poblaciones simuladas de melanocitos y demostramos que la interacción del comportamiento colectivo de las células individuales y el microambiente fisiológico es responsable de los patrones típicos de las lesiones melanocíticas. Además, demostramos que las variaciones de los nevos observadas in vivo pueden reproducirse mediante modelos simples basados en agentes que dependen de unos pocos parámetros clave que reflejan funciones celulares básicas como la proliferación, la migración y la adhesión. Nuestras simulaciones confirman las suposiciones existentes sobre la formación de nidos en las lesiones melanocíticas y ofrecen nuevos conocimientos e hipótesis comprobables sobre importantes fenómenos biológicos como la senescencia y la progresión tumoral. Además, los nevos sintéticos creados por nuestro modelo pueden servir como casos de entrenamiento para algoritmos de aprendizaje automático.

Actividad sobre las formas

ResumenLos estudios teóricos y los experimentos robóticos han demostrado que la marcha periódica asintóticamente estable puede surgir de osciladores no lineales de ciclo límite en la periferia neuromecánica. Recientemente hemos informado del arrastre de la marcha humana a perturbaciones mecánicas periódicas con dos características esenciales: 1) el acoplamiento sólo se producía cuando el periodo de perturbación era cercano al periodo original (preferido) de la marcha, y 2) el acoplamiento siempre iba acompañado de un bloqueo de fase, de modo que la perturbación se producía al final de la fase de doble postura. En este estudio, mostramos que un modelo de marcha determinado por el estado altamente simplificado puede reproducir varios comportamientos no lineales de ciclo límite destacados de la marcha humana: 1) marcha periódica que es 2) asintóticamente estable; 3) arrastre a perturbaciones mecánicas periódicas sólo cuando el período de perturbación está cerca del período no perturbado del modelo; y 4) bloqueo de fase para localizar la perturbación al final de la doble postura. Es importante destacar que este modelo no requiere ni un control supraespinal ni un oscilador neural intrínseco autosostenible, como un generador de patrones rítmicos centrales. Nuestros resultados sugieren que varias características prominentes del ciclo límite de la marcha humana pueden provenir de simples procesos de retroalimentación aferente sin una participación significativa del control supraespinal o de una red neuronal oscilatoria autosostenida.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos