Que es un proceso de atencion de enfermeria

Planes de cuidados de enfermería: directrices…

El proceso de enfermería es un método científico modificado[1][2] La práctica de la enfermería fue descrita por primera vez como un proceso de enfermería de cuatro fases por Ida Jean Orlando en 1958[3] No debe confundirse con las teorías de enfermería o la informática sanitaria. La fase de diagnóstico se añadió posteriormente.
El proceso de enfermería utiliza el juicio clínico para lograr un equilibrio epistemológico entre la interpretación personal y las pruebas de la investigación, en el que el pensamiento crítico puede desempeñar un papel para categorizar el problema del cliente y el curso de acción. La enfermería ofrece diversos modelos de conocimiento[4] El conocimiento enfermero ha adoptado el pluralismo desde los años 70[5].
La enfermera realiza una valoración enfermera holística de las necesidades del individuo/familia/comunidad, independientemente del motivo del encuentro. La enfermera recoge datos subjetivos y objetivos utilizando un marco de trabajo de enfermería, como los patrones funcionales de salud de Marjory Gordon.
Las valoraciones de enfermería proporcionan el punto de partida para determinar los diagnósticos de enfermería. Es vital que se utilice en la práctica un marco de valoración de enfermería reconocido para identificar los problemas, los riesgos y los resultados del paciente* para mejorar su salud. El uso de un marco de trabajo de enfermería basado en la evidencia, como la Evaluación del Patrón de Salud Funcional de Gordon, debe guiar las evaluaciones que apoyan a las enfermeras en la determinación de los diagnósticos de enfermería de la NANDA-I. Para determinar con precisión los diagnósticos de enfermería, un marco de evaluación útil y basado en la evidencia es la mejor práctica.

Pasos del proceso de enfermería

La agudeza de los cuidados del paciente en el entorno hospitalario ha crecido significativamente en los últimos 10 años. Para la enfermera que trabaja en una unidad médico-quirúrgica de agudos, puede ser un reto abordar las exigencias de la evaluación y los cuidados postoperatorios, así como los retos médicos comunes como la edad avanzada, la obesidad y las enfermedades comórbidas. La mujer de 79 años que acaba de ser reparada de una fractura de cadera no es sólo un paciente de «cadera», sino que también puede ser una persona con diabetes, osteoporosis, hipertensión, trastorno por consumo de alcohol, asma, apnea obstructiva del sueño o demencia en fase inicial. Este artículo describe cómo el proceso de enfermería debe integrarse en los cuidados del paciente para garantizar resultados óptimos para los pacientes agudos y complejos.
A los estudiantes de enfermería se les presenta el proceso de enfermería durante la preparación académica. El proceso de enfermería es un enfoque escalonado para evaluar y cuidar a los pacientes. Es una herramienta tanto para los estudiantes como para las enfermeras que ayuda a garantizar un enfoque coherente y estratégico de la atención al paciente. Los pasos del proceso de enfermería incluyen la valoración, el diagnóstico de enfermería, la planificación, la intervención y la evaluación. Estos cinco pasos se utilizan cíclica y repetidamente durante la atención al paciente. La secuencia debe seguirse de principio a fin para garantizar que se atienden las necesidades del paciente (Morris, 2006).

Intervención de enfermería… clasificación…

Un plan de cuidados de enfermería proporciona orientación sobre el tipo de cuidados de enfermería que puede necesitar el individuo/familia/comunidad[1] El objetivo principal de un plan de cuidados de enfermería es facilitar unos cuidados estandarizados, basados en la evidencia y holísticos[2] Los planes de cuidados de enfermería se han utilizado durante bastantes años para fines humanos y ahora también se están utilizando en la profesión veterinaria[2] Un plan de cuidados incluye los siguientes componentes: valoración, diagnóstico, resultados esperados, intervenciones, justificación y evaluación[2].
Según la enfermera británica Helen Ballantyne, los planes de cuidados son un aspecto fundamental de la enfermería y están pensados para permitir unos cuidados holísticos estandarizados y basados en la evidencia[2]. Es importante llamar la atención sobre la diferencia entre plan de cuidados y planificación de los mismos[2] La planificación de los cuidados está relacionada con la identificación de los problemas y la búsqueda de soluciones para reducirlos o eliminarlos[1] El plan de cuidados es esencialmente la documentación de este proceso[1] e incluye un conjunto de acciones que la enfermera aplicará para resolver/apoyar los diagnósticos de enfermería identificados por la evaluación de enfermería. Los planes de cuidados permiten registrar las intervenciones y evaluar su eficacia[2] Los planes de cuidados de enfermería proporcionan continuidad de los cuidados, seguridad, calidad de la atención y cumplimiento. Un plan de cuidados de enfermería fomenta la documentación y se utiliza a efectos de reembolso, como en el caso de Medicare y Medicaid.

La evaluación en el proceso de enfermería

La agudeza de los cuidados a los pacientes en el ámbito hospitalario ha crecido considerablemente en los últimos 10 años. Para la enfermera que trabaja en una unidad médico-quirúrgica de agudos, puede ser un reto abordar las exigencias de la evaluación y los cuidados postoperatorios, así como los retos médicos comunes como la edad avanzada, la obesidad y las enfermedades comórbidas. La mujer de 79 años que acaba de ser reparada de una fractura de cadera no es sólo un paciente de «cadera», sino que también puede ser una persona con diabetes, osteoporosis, hipertensión, trastorno por consumo de alcohol, asma, apnea obstructiva del sueño o demencia en fase inicial. Este artículo describe cómo el proceso de enfermería debe integrarse en los cuidados del paciente para garantizar resultados óptimos para los pacientes agudos y complejos.
A los estudiantes de enfermería se les presenta el proceso de enfermería durante la preparación académica. El proceso de enfermería es un enfoque escalonado para evaluar y cuidar a los pacientes. Es una herramienta tanto para los estudiantes como para las enfermeras que ayuda a garantizar un enfoque coherente y estratégico de la atención al paciente. Los pasos del proceso de enfermería incluyen la valoración, el diagnóstico de enfermería, la planificación, la intervención y la evaluación. Estos cinco pasos se utilizan cíclica y repetidamente durante la atención al paciente. La secuencia debe seguirse de principio a fin para garantizar que se atienden las necesidades del paciente (Morris, 2006).

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos