Nulidad de acta de nacimiento

Ejemplo de cenomar con anulación

El Papa puede dispensar de un matrimonio ratum sed non consummatum ya que, habiendo sido ratificado (ratum) pero no consumado (sed non-consummatum), no es absolutamente irrompible. Un matrimonio natural válido no se considera un sacramento si al menos una de las partes no está bautizada. En ciertas circunstancias puede ser disuelto en los casos de privilegio paulino[7] y petrino,[8] pero sólo por el bien superior del bienestar espiritual de una de las partes.
La Iglesia considera que el intercambio de consentimiento entre los cónyuges es el elemento indispensable que «hace el matrimonio». El consentimiento consiste en un «acto humano por el que los cónyuges se entregan mutuamente»: «Te tomo por esposa» – «Te tomo por esposo». Este consentimiento que vincula a los cónyuges entre sí encuentra su cumplimiento en que ambos «se convierten en una sola carne». Si falta el consentimiento, no hay matrimonio. El consentimiento debe ser un acto de voluntad de cada uno de los contrayentes, libre de coacción o de grave temor externo. Ningún poder humano puede sustituir este consentimiento. Si falta esta libertad, el matrimonio es inválido. Por esta razón (o por otras razones que hacen que el matrimonio sea nulo) la Iglesia, tras un examen de la situación por parte del tribunal eclesiástico competente, puede declarar la nulidad de un matrimonio, es decir, que el matrimonio nunca existió. En este caso, los contrayentes son libres de casarse, siempre y cuando se cumplan las obligaciones naturales de una unión anterior. – Catecismo de la Iglesia Católica, 1626-1629

Muestra de certificado de matrimonio anotado

DE ACUERDO con el Memorándum Circular No. 2019-15 emitido por el Estadístico Nacional y el Registrador Civil General (NSCRG) titulado «Directrices sobre la emisión de los documentos/certificaciones del Registro Civil, incluida la autenticación», siguiendo la política del Gobierno filipino de proteger el derecho fundamental de cada individuo a la privacidad de acuerdo con la Ley de la República No. 10173, también conocida como la «Ley de Privacidad de Datos de 2012»:
NOTA: Un documento de identidad debe llevar una foto clara del propietario, su nombre completo y su firma, y ser emitido por una autoridad oficial para que se considere válido.

Dónde obtener el certificado de firmeza de la anulación

50-15-311.  Certificados de adopción o anulación de adopción — informe de decreto de adopción modificado o anulado. (1) Para cada adopción decretada por un tribunal de distrito, el decreto debe requerir que el secretario del tribunal prepare un certificado de adopción en un formulario prescrito y proporcionado por el departamento. El certificado de adopción debe incluir los hechos necesarios para localizar e identificar la fecha y el lugar de nacimiento de la persona adoptada o, en el caso de una persona que haya nacido en un país extranjero, pruebas de fuentes que el tribunal de distrito determine como fiables en cuanto a la fecha y el lugar de nacimiento de la persona. El certificado de adopción también debe contener la información necesaria para establecer un nuevo certificado de nacimiento para la persona adoptada y debe identificar la orden de adopción. El secretario del tribunal certificará el certificado de adopción.
(2) La información necesaria para que el secretario del tribunal prepare el certificado de adopción debe ser proporcionada, por cada solicitante de adopción en un formulario prescrito por el departamento, en el momento en que se presente la petición de adopción. Una persona o agencia que tenga conocimiento de los hechos, tal y como se describe en el apartado (1), puede ser requerida por el tribunal para que le proporcione la información necesaria para completar el certificado de adopción. El tribunal de distrito puede hacer que el suministro de la información para la preparación de un certificado de adopción sea un requisito previo a la emisión de un decreto final.

Modelo de certificado de anulación definitivo

Sección 1. Registro Civil. – Se establece un registro civil para inscribir el estado civil de las personas, en el que se inscribirán (a) los nacimientos; (b) las defunciones; (c) los matrimonios; (d) las anulaciones de matrimonios; (e) los divorcios; (f) las legitimaciones; (g) las adopciones; (h) el reconocimiento de hijos naturales; (i) la naturalización; y (j) los cambios de nombre.
Sección 2. Registro Civil General sus deberes y poderes. – El director de la Biblioteca Nacional será Registrador Civil General y hará cumplir las disposiciones de la presente Ley. El Director de la Biblioteca Nacional, en su calidad de Registrador Civil General, queda autorizado para preparar y expedir, con la aprobación del Secretario de Justicia, reglamentos para llevar a cabo los fines de esta Ley, y para preparar y ordenar la impresión de los formularios necesarios para su debido cumplimiento. En el ejercicio de sus funciones como Registrador Civil General, el Director de la Biblioteca Nacional estará facultado para dar órdenes e instrucciones a los Registradores Civiles locales con referencia al desempeño de sus funciones como tales. Será obligación del Director de la Biblioteca Nacional denunciar toda violación de las disposiciones de esta Ley y toda irregularidad, negligencia o incompetencia de los funcionarios designados como registradores civiles locales al (Jefe de la Oficina Ejecutiva o al Director de las Tribus no Cristianas) Secretario del Interior, según sea el caso, quien tomará las medidas disciplinarias pertinentes contra los infractores.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos