Norma oficial mexicana nom 005 ssa2 1993 de los servicios de planificación familiar.

Nom-007

Dra. Nayeli Martínez CruzMedicina Interna – Endocrinología, UMAE Hospital de Especialidades CMN Siglo XXBiología Reproductiva, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y NutriciónInstituto Nacional de Perinatología «Isidro Espinosa de los Reyes «Email: [email protected]
Nací y crecí en Veracruz, México y estudié medicina en la Universidad Veracruzana, me gradué con honores en 2004. En 2007 viajé a la Ciudad de México para continuar mis estudios; en 2011 terminé la subespecialidad en Endocrinología en el Hospital de Especialidades CMN Siglo XXI de la UMAE y posteriormente en marzo de 2013 finalicé la especialidad en Biología de la Reproducción en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición. De mayo a noviembre de 2012 realicé el Curso de Formación online en Investigación en Salud Sexual y Reproductiva por la Fundación de Ginebra para la Educación e Investigación Médica. Como parte de mi propuesta de proyecto de investigación, he estado trabajando en la evaluación de la versión mexicana de la Rueda de Criterios de Elegibilidad Médica para el uso de anticonceptivos ya que en 2011, el Gobierno de México emprendió una adaptación de la Rueda MEC de la OMS tomando en cuenta el Programa Nacional y las prioridades y necesidades del país.

Nom 005 planificación familiar

que haya un mecanismo de implementación para dicha ley, ni que exista una vigilancia requerida por el estado para ver que la ley sea realmente aplicada» (cita del Director de una organización nacional de PVVS)
garantiza que hay un mecanismo de implementación para dicha ley, ni que existe una vigilancia requerida por el estado para ver que la ley sea puesta en práctica» (comentario de director de una organización nacional de Personas con VIH)
Solicitó al Director General del IMSS: «(i) pasar el asunto al órgano de auditoría interna de la Contraloría y Desarrollo Administrativo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para identificar las faltas administrativas cometidas por los servidores públicos y, según los resultados obtenidos, informar al Ministerio Público; (ii) instruir y capacitar al personal del IMSS que participa en los programas de planificación familiar y en la aplicación de
publicar la norma «NOM-251-SSA1-2009 Prácticas de higiene para el procesamiento de alimentos, bebidas y suplementos alimenticios» que entrará en vigor en noviembre de 2010 en sustitución de la norma «NOM-120-SSA1-1994, Bienes y

Nom-010-ssa2-2010

Los adolescentes necesitan servicios de salud sexual y reproductiva, pero se sabe poco sobre la calidad de la atención en los países de ingresos bajos y medios, donde reside la mayoría de los adolescentes del mundo. La calidad de la atención tiene importantes implicaciones, ya que una menor calidad puede estar relacionada con mayores tasas de embarazos no planificados e infecciones de transmisión sexual. Este estudio pretendía generar pruebas sobre la calidad de la atención en los servicios públicos de salud sexual y reproductiva para adolescentes.
Este estudio transversal tuvo un diseño de muestreo complejo, probabilístico y estratificado, representativo a nivel nacional, regional y rural/urbano en México, recolectando cuestionarios de proveedores en 505 unidades de atención primaria en 2012. Se definió un índice de calidad de la atención sexual y reproductiva y se utilizó una regresión logística multinomial en 2015.
A nivel nacional, el 13,9% (IC 95%: 6,9-26,0) de las unidades de salud proporcionan servicios de salud reproductiva de baja calidad, el 68,6% (IC 95%: 58,4-77,3) de calidad media y el 17,5% (IC 95%: 11,9-25,0) de alta calidad a los adolescentes. Las unidades de atención primaria urbanas o metropolitanas tenían al menos 10 veces más probabilidades de proporcionar una atención de alta calidad que las de las zonas rurales. Las unidades con un espacio específico para asesorar a los adolescentes tenían al menos 8 veces más probabilidades de proporcionar una atención de alta calidad. Las clínicas de la Secretaría de Salud proporcionaron la calidad de servicio más baja, mientras que las del Seguro Social para los Desamparados proporcionaron la mejor.

Nom-007-ssa2-1993

Los programas gubernamentales de planificación familiar surgieron a finales del siglo XIX y han seguido avanzando hasta el siglo XXI. Durante esta época, las feministas empezaron a abogar por la elección reproductiva, pero los eugenistas e higienistas abogaban por la esterilización de las personas de bajos ingresos y discapacitadas o por la regulación estricta de su fertilidad para «limpiar» o «perfeccionar» las naciones[4][5] La segunda mitad del siglo XX vio cómo los gobiernos nacionales adoptaban la ideología neomaltusiana que relacionaba directamente el crecimiento de la población con el aumento (e incontrolable) de la pobreza, lo que, durante la adopción del capitalismo, significaba que los países eran incapaces de desarrollarse económicamente debido a esta pobreza.
Gran parte de estos programas gubernamentales de control de la población se centraron en el uso de la esterilización como vía principal para reducir las altas tasas de natalidad, aunque el reconocimiento público de que la esterilización tuvo un impacto en los niveles de población del mundo en desarrollo sigue siendo ampliamente inexistente. [6] Los primeros programas de población del siglo XX se enmarcaron en el movimiento eugenésico, siendo los programas de la Alemania nazi los ejemplos más conocidos de esterilización de personas discapacitadas, junto con el fomento de la reproducción rápida de los alemanes étnicos que encajaban en el fenotipo de la «raza aria»[7] En la década de 1970, los programas de control de la población se centraron en el «tercer mundo» para ayudar a reducir el exceso de población de las zonas de pobreza que estaban empezando a «desarrollarse» (Duden 1992).

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos