Modelo de mintzberg y la estructura en cinco

Modelo de mintzberg y la estructura en cinco

Ver más

Los directivos deben tomar decisiones sobre cómo agrupar a las personas para que realicen su trabajo. Cinco enfoques comunes -funcional, divisional, matricial, de equipo y de red- ayudan a los directivos a determinar las agrupaciones departamentales (agrupación de puestos en departamentos). Las cinco estructuras son estructuras organizativas básicas, que luego se adaptan a las necesidades de una organización. Los cinco enfoques combinan diversos elementos de las estructuras mecánicas y orgánicas. Por ejemplo, la tendencia de diseño organizativo actual incorpora un mínimo de rasgos burocráticos y muestra más rasgos del diseño orgánico con una estructura de autoridad descentralizada, menos normas y procedimientos, etc.
La estructura funcional agrupa los puestos en unidades de trabajo basadas en actividades, habilidades, conocimientos y recursos similares (véase la figura 1 para un organigrama funcional). La producción, el marketing, las finanzas y los recursos humanos son agrupaciones comunes dentro de una estructura funcional.
Como enfoque más sencillo, una estructura funcional presenta canales de comunicación y relaciones de autoridad/responsabilidad bien definidos. Esta estructura no sólo puede mejorar la productividad al minimizar la duplicación de personal y equipos, sino que también hace que los empleados se sientan cómodos y simplifica la formación.

Modelo de mintzberg

La parte B del programa de estudios para el examen F1/FAB, Contable en la Empresa, se ocupa del estudio de la estructura, las funciones y la gobernanza de la organización empresarial. En otro artículo sobre este tema (véase “Enlaces relacionados”), se describen varios modelos organizativos, como las estructuras empresariales, funcionales y matriciales. Estas consideran cómo las organizaciones se estructuran principalmente en términos de relaciones.
Este elemento de la organización está formado por directores y altos ejecutivos. Su función es interpretar o definir la misión de la organización y garantizar que sus objetivos sean coherentes con dicha misión. El vértice estratégico también es responsable de gestionar la relación de la organización con el macroentorno.
Este elemento constituye el vínculo entre el ápice estratégico y el núcleo operativo. El papel es en parte de interpretación, ya que el trabajo del núcleo operativo tiene que ser coherente con las expectativas y los planes del vértice estratégico. Las organizaciones sencillas y más pequeñas pueden no tener ninguna línea media.

Los tipos de organización de mintzberg

En la cúspide de la organización hay un ápice estratégico cuyo objetivo es garantizar que la organización cumpla su misión y gestione su relación con el entorno. Las personas que componen el ápice, por ejemplo, el Director General (CEO), son responsables ante los propietarios, los organismos gubernamentales, los sindicatos, las comunidades, etc.
Por debajo del vértice se encuentra la línea media, un grupo de directivos que se ocupan de convertir los objetivos y planes generales del vértice estratégico en planes operativos que puedan ser llevados a cabo por los trabajadores.
A medida que las organizaciones crecen y se hacen más complejas, suelen desarrollar un grupo separado de personas que se ocupan de la mejor manera de hacer un trabajo, especificando los criterios de producción (por ejemplo, las normas de calidad) y asegurándose de que el personal tiene las habilidades adecuadas (por ejemplo, organizando programas de formación). Mintzberg denomina a este grupo de analistas la tecnoestructura.
El modelo organizativo genérico de Mintzberg también ilustra un importante principio de la estructura organizativa: la separación entre dirección y gestión, según la cual las personas que deciden la misión y la dirección general de la organización son diferentes (salvo en una organización muy pequeña) de las que se encargan de la ejecución de los planes y el posterior control de las operaciones para garantizar el cumplimiento de los objetivos. Los altos directivos (el vértice estratégico) establecerán los objetivos y las políticas de la organización a largo plazo mediante los cuales se alcanzarán las metas. Los mandos intermedios (la línea media) se encargarán de traducir los planes estratégicos, necesariamente amplios y generales, en planes de acción detallados, especificando las responsabilidades de los directivos en tareas concretas y la forma de asignar los recursos. Estos mandos intermedios también serán responsables de supervisar las actividades y tomar medidas para garantizar que los recursos se utilizan de forma eficiente y eficaz para alcanzar los objetivos de la organización.

Diseñar su organización…

Una estructura orientada estratégicamente debe tener en cuenta el impacto de varias variables organizativas y relacionadas con la organización. Henry Mintzberg proporcionó un modelo que vincula la forma de la organización con estas variables.
Henry Mintzberg define la estructura como “la suma total de las formas en que (una organización) divide su trabajo en tareas distintas y luego logra la coordinación entre ellas”. En su opinión, una organización de cualquier tamaño tiene cinco partes principales: el vértice estratégico (la alta dirección), la línea media (los mandos intermedios), el personal de apoyo (los empleados de oficina, mantenimiento y correo) y el núcleo operativo (todos los trabajadores).
Minztberg sugirió además que, dependiendo de varias contingencias (por ejemplo, la edad, el tamaño, la estrategia y los objetivos), estas cinco partes asumen diferentes grados de importancia en las distintas organizaciones. Por ello, ha descrito cinco configuraciones estructurales, cada una de las cuales es adecuada para la organización en determinadas etapas de desarrollo y en circunstancias ambientales particulares.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos