Jarra del buen beber y plato del buen comer

Explica cómo los alimentos y las bebidas ayudan a las personas a estar sanas

Estos alimentos te aportan energía y una serie de nutrientes. Intenta comer versiones integrales como el arroz integral, el pan integral o la pasta. Son buenas fuentes de vitaminas del grupo B, minerales y fibra, que ayuda a prevenir el estreñimiento.
Estos alimentos contienen proteínas y vitaminas y son una buena fuente de calcio, que ayuda a mantener los huesos fuertes. Intenta elegir versiones más bajas en grasa, como la leche semidesnatada, el queso semidesnatado y el paneer bajo en grasa.
Intenta vigilar el tipo de grasa que contiene el aceite o la pasta para untar que utilizas. Consumir demasiados alimentos con alto contenido en grasas saturadas puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, mientras que los alimentos que contienen grasas insaturadas pueden ayudar a reducir el riesgo. Otras grasas, como el omega-3, pueden proteger contra las enfermedades del corazón.
Muchos alimentos procesados, platos preparados y aperitivos salados pueden tener un alto contenido en grasa, azúcar y sal. Estos alimentos deben consumirse con moderación como parte de una dieta equilibrada y, en muchos casos, puede ser mejor considerarlos como caprichos.
Los alimentos con alto contenido en grasas saturadas, como los pasteles, los embutidos y el queso, aumentan los niveles de colesterol en la sangre y elevan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Intente considerarlos como un capricho y no como un tentempié diario.

Lista de alimentos y bebidas saludables

El Plato de la Alimentación Saludable se basa exclusivamente en los mejores datos científicos disponibles y no ha sido sometido a las presiones políticas o comerciales de los grupos de presión de la industria alimentaria. A continuación se presenta una tabla que muestra cómo se compara el Plato de Alimentación Saludable con MiPlato del USDA, sección por sección.
El Plato de la Alimentación Saludable anima a los consumidores a elegir granos enteros y a limitar los granos refinados, ya que los granos enteros son mucho mejores para la salud. En el cuerpo, los granos refinados como el pan blanco y el arroz blanco actúan igual que el azúcar. Con el tiempo, el consumo excesivo de estos alimentos refinados puede dificultar el control de peso y aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes. Lea más sobre los beneficios para la salud de los cereales integrales.
Aunque inicialmente Mi Plato no indicaba que los cereales integrales son mejores para la salud, desde entonces se ha revisado para sugerir a los consumidores que al menos la mitad de sus cereales sean integrales: ¡una actualización importante!
El Plato de la Alimentación Saludable anima a los consumidores a elegir pescado, aves de corral, judías o frutos secos, fuentes de proteínas que contienen otros nutrientes saludables. Les anima a limitar la carne roja y a evitar la carne procesada, ya que comer incluso pequeñas cantidades de estos alimentos de forma habitual aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer de colon y aumento de peso. Lee más sobre los beneficios de elegir proteínas saludables.

Comentarios

¿Busca una copia imprimible? Descárgate uno aquí y cuélgalo en tu nevera para que te sirva de recordatorio diario a la hora de planificar y preparar tus comidas. También hay traducciones del Plato de la Alimentación Saludable en más de 25 idiomas.
Los cereales integrales e intactos -trigo integral, cebada, bayas de trigo, quinoa, avena, arroz integral y los alimentos elaborados con ellos, como la pasta integral- tienen un efecto más suave sobre el azúcar en sangre y la insulina que el pan blanco, el arroz blanco y otros cereales refinados.
El pescado, las aves de corral, las alubias y los frutos secos son fuentes de proteínas saludables y versátiles: pueden mezclarse en ensaladas y combinarse bien con las verduras en un plato. Limite las carnes rojas y evite las carnes procesadas, como el beicon y las salchichas.
Elija aceites vegetales saludables como el de oliva, canola, soja, maíz, girasol, cacahuete y otros, y evite los aceites parcialmente hidrogenados, que contienen grasas trans poco saludables. Recuerda que bajo en grasa no significa “saludable”.
Tu plato y el planetaAsí como los diferentes alimentos pueden tener diferentes impactos en la salud humana, también tienen diferentes impactos en el medio ambiente. La producción de alimentos es uno de los principales responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero y supone una enorme demanda de los recursos naturales del planeta.

Pirámide alimentarianutrición

Las grasas saturadas y trans pueden aumentar la cantidad de colesterol en la sangre. Un exceso de colesterol puede tener un efecto grave sobre la salud, ya que aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral.
Un vaso pequeño (150 ml) de zumo de frutas o de un batido cuenta como máximo como uno de los 5 al día, pero estas bebidas contienen mucho azúcar. Si se supera esta cantidad, se estará consumiendo un exceso de azúcar que no se necesita.
Este tipo de alimentos puede disfrutarse ocasionalmente en pequeñas porciones como parte de una dieta saludable, sin embargo, la mayoría de la gente los consume en exceso y con demasiada frecuencia. Esto puede conducir a un mayor riesgo de obesidad, presión arterial alta y caries.
Cuando se utilizan etiquetas con códigos de colores, se puede saber de un vistazo si tienen un contenido alto, medio o bajo de un determinado nutriente. Para una elección más saludable, intenta elegir productos con más verdes y amarillos y menos rojos.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos