Estudio de mercado de sabritas

Estudio de mercado de sabritas

Informe financiero de pepsico 2020

Sabritas fue fundada en 1943 por Pedro Antonio Marcos Noriega con el nombre de Golosinas y Productos Selectos en la Ciudad de México[1]. El nombre es un portmanteau de Sabrosas y Fritas, que significa sabrosas y fritas en español.
En 2000, Sabritas fabricó tacos que contenían inadvertidamente Starlink, un maíz modificado genéticamente que no estaba aprobado para el consumo humano. La harina contaminada fue suministrada por un molino de Texas. Las tortillas se fabricaron por encargo de Kraft, que las distribuyó en paquetes de la marca Taco Bell a los supermercados; Kraft retiró las tortillas cuando Amigos de la Tierra detectó el Starlink[2].
Sabritas es la marca con la que Pepsico comercializa en México los productos de Frito-Lay, como Cheetos, Fritos, Doritos y Ruffles. También es el nombre de su propia línea de patatas fritas. Frito-Lay también vende variaciones de sus productos bajo la marca Sabritas en los estados estadounidenses fronterizos con México. En algunas temporadas, cada bolsa de Sabritas contiene plástico sin envolver y Tazos. Los Tazos se conocen como POGS en EE.UU. También tiene varios productos locales como Crujitos, Poffets, Rancheritos y Sabritones.

Informe anual de pepsico 2020 pdf

Doritos (/dəˈriːtoʊz/) es una marca estadounidense de chips de tortilla con sabor producida desde 1964 por Frito-Lay, una subsidiaria de PepsiCo.[1][2] Los Doritos originales no tenían sabor. El primer sabor fue Maíz Tostado,[3] lanzado en 1966, seguido de Taco en 1967 y Nacho Queso en 1972.[4] Otros sabores especiales comenzaron a debutar a finales de los años 80. El concepto de Doritos se originó en un restaurante de Disneylandia.
El producto original se elaboró en la Casa de Fritos (ahora Rancho del Zócalo) de Disneylandia, en Anaheim (California), a principios de la década de 1960. Utilizando tortillas sobrantes y tomando la idea original del tradicional bocadillo mexicano conocido como totopo, el restaurante, propiedad de la empresa, las cortaba, las freía y les añadía un condimento básico, parecido a los chilaquiles mexicanos, pero en este caso seco. Arch West era entonces el vicepresidente de marketing de Frito-Lay y se dio cuenta de su popularidad. Hizo un trato en 1964 con Alex Foods, el proveedor de muchos artículos para la Casa de Fritos en Disneylandia, y produjo las patatas fritas durante un corto período de tiempo a nivel regional, antes de que se viera abrumado por el volumen, y Frito-Lay trasladó la producción interna a su planta de Tulsa[5][6].

Informe pepsico 10k 2020

Según los librecambistas, las empresas estadounidenses deberían subirse al carro de México. Piensen en los innegables bajos costes laborales de México, dicen los expertos, o en los 90 millones de consumidores deseosos de comprar ordenadores, coches y ropa de Estados Unidos. Cuente las decenas de industrias mexicanas privatizadas en los últimos cinco años, que ofrecen un abanico de nuevas posibilidades de inversión. Y, lo más importante, recuerde el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. A pesar de la oposición de Estados Unidos y Canadá, es probable que los tres países firmen el TLCAN antes de 1994, con lo que se consolidarán las amplias reformas económicas de México.
Si bien esta evaluación entusiasta es cierta, su tono entusiasta puede ser engañoso. Cualquier empresa que considere la posibilidad de instalarse en México debe sopesar los riesgos y los beneficios, basándose en los resultados a largo plazo, y no en la última retórica sobre el libre comercio. Para empezar, un acuerdo de libre comercio sobre el papel no curará los problemas de un país en desarrollo. Con o sin el TLCAN, México seguirá estando plagado de carreteras llenas de baches, corrupción habitual, problemas medioambientales y una historia de profunda implicación del Estado en la economía.

Informe anual de pepsico 2020

Feb 9, 2021La inversión publicitaria de México ha experimentado un crecimiento constante desde 2012 y se estima que seguirá aumentando hasta alcanzar los 4.630 millones de dólares en 2024. El país ocupa el segundo lugar, detrás de Brasil, como el mayor mercado publicitario de América Latina, representando el 18 por ciento del gasto publicitario de la región en 2020. Además, ha dejado su huella a escala mundial. En 2019, el país norteamericano figuró entre los mayores mercados publicitarios del mundo.
Para 2024, se espera que el gasto en revistas, periódicos, radio, publicidad exterior y cine se mantenga aproximadamente en la misma cantidad que se registró en 2018. Sin embargo, en este mismo plazo, se estima que el gasto publicitario en Internet crecerá casi un 8% anual. La publicidad digital en el mercado norteamericano ha sido ocupada en su mayoría por las tiendas en línea, ya que esta industria representa casi el 13 por ciento del gasto en publicidad digital de México en 2020. Las tiendas en línea, junto con otras industrias que utilizan la publicidad digital en el país, también han estado invirtiendo más en la publicidad a través de los teléfonos móviles y otros dispositivos portátiles. Se estimó que casi el 74 por ciento del gasto en publicidad digital de México se destinó a este tipo de publicidad móvil en 2020, lo que supone un aumento de aproximadamente el 10 por ciento con respecto a los dos años anteriores. Publicidad tradicional en México

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos