Clasificacion del derecho positivo mexicano

Sistema jurídico mexicano

La jerarquía de las fuentes del derecho puede ser vista como la Constitución, la legislación, los reglamentos y luego la costumbre[2], o bien, la jerarquía puede ser vista como la Constitución, los tratados, los estatutos, los códigos, la doctrina, la costumbre y luego los principios generales del derecho[1].
El Congreso de la Unión crea la legislación en forma de leyes reglamentarias que desarrollan la Constitución, leyes orgánicas que desarrollan la organización, competencias y funciones de los órganos de gobierno, y leyes ordinarias[1] que se publican en el Diario Oficial de la Federación (DOF).
El Presidente de la República crea reglamentos con el fin de interpretar, aclarar, ampliar o complementar el lenguaje de las leyes[1] y se publican en el Diario Oficial de la Federación (DOF).
México utiliza una forma de jurisprudencia constante. Las decisiones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación son vinculantes para los tribunales inferiores como jurisprudencias, sólo cuando se producen cinco decisiones consecutivas e ininterrumpidas (ejecutorias) aprobadas por al menos ocho magistrados cuando se trata de sesiones plenarias (en banc) o por al menos cuatro magistrados cuando se trata de salas. [1] Las decisiones de los Tribunales Colegiados de Circuito son jurisprudencias siempre que se basen en cinco decisiones consecutivas e ininterrumpidas aprobadas por unanimidad de votos de los magistrados que componen cada tribunal colegiado. [1] Las decisiones se destilan en tesis, de las cuales las tesis jurisprudenciales son vinculantes (jurisprudencia obligatoria), las tesis aisladas no son vinculantes, y las tesis sobresalientes son tesis de nota que no son vinculantes pero tienen valor persuasivo[3][4].

Mexico civil law

*Associate professor, Universidad Panamericana and professor at the Instituto Tecnológico Autónomo de México. PhD. in Law at the Universidad Panamericana, master on Law at the University of Rome. Visiting scholar at the Lodwig-Maximilian University. Director of the Electoral Judicial School at the Electoral Tribunal of the Federal Judicature. Email: carlos.so [email protected]
This note supports the hypothesis that democratization and the opening to international human rights law in Mexico brought about a change in constitutional institutions that can be described as structural. This is so because the meaning -and above all the legal scope given to political rights before and after- was substantially transformed. This means that the change from prerogatives to rights is not only a question of nomenclature, but also a 180-degree turn, both at a practical and epistemological level. Furthermore, the project of establishing an Ius Constitutionale Commune in the region, through human rights norms, has meant a change of equal importance that has placed the human person at the center.

Derecho penal mexicano

El movimiento hacia la Independencia de México comenzó en 1810. En 1814 se expidió la Constitución de Apatzingán. Aunque esta constitución nunca entró en vigor, muchas «ideas que expresaba sirvieron de modelo para futuros cambios»[13] La Constitución de Apatzingán incorporó el derecho natural secular y el derecho positivo secular que fueron producto de las revoluciones que tuvieron lugar en el mundo occidental en los siglos XVIII y XIX comenzando por la Revolución Americana. El quid del derecho natural secular y del derecho positivo secular es que todos los individuos son creados iguales con derechos naturales a la propiedad, a la libertad y a la vida. Es responsabilidad del gobierno, que debería estar dividido en poderes separados e independientes, reconocer y asegurar estos derechos para el individuo[14] La Declaración de Independencia estadounidense y la Declaración francesa de los Derechos del Hombre y del Ciudadano son ejemplos destacados de la nueva filosofía política de los siglos XVIII y XIX. El fervor nacionalista también formaba parte de la nueva filosofía política.

México derecho común o derecho civil

El movimiento hacia la Independencia de México comenzó en 1810. En 1814 se expidió la Constitución de Apatzingán. Aunque esta constitución nunca entró en vigor, muchas «ideas que expresaba sirvieron de modelo para futuros cambios»[13] La Constitución de Apatzingán incorporó el derecho natural secular y el derecho positivo secular que fueron producto de las revoluciones que tuvieron lugar en el mundo occidental en los siglos XVIII y XIX comenzando por la Revolución Americana. El quid del derecho natural secular y del derecho positivo secular es que todos los individuos son creados iguales con derechos naturales a la propiedad, a la libertad y a la vida. Es responsabilidad del gobierno, que debería estar dividido en poderes separados e independientes, reconocer y asegurar estos derechos para el individuo[14] La Declaración de Independencia estadounidense y la Declaración francesa de los Derechos del Hombre y del Ciudadano son ejemplos destacados de la nueva filosofía política de los siglos XVIII y XIX. El fervor nacionalista también formaba parte de la nueva filosofía política.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos