Clasificación de las habilidades directivas

Retroalimentación

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Skills management” – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (septiembre de 2014) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
La gestión de competencias es la práctica de entender, desarrollar y desplegar a las personas y sus competencias. Una gestión de competencias bien aplicada debe identificar las competencias que requieren los puestos de trabajo, las competencias de los empleados individuales y cualquier diferencia entre ambas.
Las competencias implicadas pueden ser definidas por el o por terceras instituciones. Suelen definirse en términos de un marco de habilidades, también conocido como marco de competencias o matriz de habilidades. Consiste en una lista de competencias y un sistema de clasificación, con una definición de lo que significa estar en un nivel concreto para una determinada competencia[1]. En algunos casos, las organizaciones también pueden utilizar la retroalimentación y las evaluaciones mutuas para calcular las competencias de forma colectiva[2].

Comunicación…

Robert Katz identifica tres conjuntos de habilidades críticas para los líderes de éxito: habilidades técnicas, habilidades interpersonales (o humanas) y habilidades conceptuales. Los líderes deben poseer ciertas habilidades técnicas que les ayuden a optimizar el rendimiento de la gestión. Aunque estas tres amplias categorías de habilidades abarcan un amplio espectro de capacidades, cada una de ellas describe la forma en que estas habilidades interactúan con la gestión en varios niveles.
De los tres conjuntos de habilidades identificados por Katz, las habilidades técnicas son la categoría más amplia y fácil de definir. Una habilidad técnica se define como una capacidad aprendida en casi cualquier campo de trabajo, estudio o incluso juego. Por ejemplo, el mariscal de campo de un equipo de fútbol americano debe saber cómo plantar los pies y cómo posicionar el brazo para conseguir precisión y distancia: ambas son habilidades técnicas. Un mecánico tiene que ser capaz de desmontar y reconstruir un motor, de emplear maquinaria diversa (ascensores, equipos de exploración por ordenador, etc.) y de instalar un silenciador.
Los líderes también necesitan una amplia gama de conocimientos técnicos. Todas las industrias necesitan una gestión, y ésta debe existir en varios niveles organizativos. Una habilidad técnica para un líder podría incluir un conocimiento práctico de una pieza de equipo: la capacidad de entrenar al empleado en su funcionamiento, así como comunicar a la gente las funciones básicas de la maquinaria.

Habilidades humanas en la gestión

Para tener éxito en la planificación, la organización, la dirección y el control, los directivos deben utilizar una gran variedad de habilidades. Una habilidad es la capacidad de hacer algo de forma competente. Las habilidades directivas se dividen en tres categorías básicas: habilidades técnicas, de relaciones humanas y conceptuales. El grado de utilización de cada tipo de habilidad depende del nivel del puesto del directivo, como se ve en la (Figura). Además, en un mercado cada vez más globalizado, vale la pena que los directivos desarrollen un conjunto especial de habilidades para abordar los problemas de gestión global.
Las áreas especializadas de conocimiento y experiencia y la capacidad de aplicar ese conocimiento conforman las habilidades técnicas de un directivo. Preparar un estado financiero, programar un ordenador, diseñar un edificio de oficinas y analizar un estudio de mercado son ejemplos de habilidades técnicas. Este tipo de habilidades son especialmente importantes para los directores de supervisión porque trabajan estrechamente con los empleados que producen los bienes y/o servicios de la empresa.
Las habilidades de relaciones humanas son las habilidades interpersonales que los directivos utilizan para lograr los objetivos mediante el uso de los recursos humanos. Este conjunto de habilidades incluye la capacidad de comprender el comportamiento humano, de comunicarse eficazmente con los demás y de motivar a los individuos para que cumplan sus objetivos. Dar una respuesta positiva a los empleados, ser sensible a sus necesidades individuales y mostrar la voluntad de dar poder a los subordinados son ejemplos de buenas habilidades de relaciones humanas. Identificar y promover a los directivos con habilidades de relaciones humanas es importante para las empresas. Un directivo con poca o ninguna habilidad para las personas puede acabar utilizando un estilo de liderazgo autoritario y alienando a los empleados.

Habilidades técnicas de gestión

Para ser un directivo de éxito, tendrás que dominar una serie de habilidades. Para conseguir un puesto de entrada, tendrá que ser técnicamente competente en las tareas que se le pidan. Para avanzar, tendrá que desarrollar fuertes habilidades interpersonales y conceptuales. La importancia relativa de las distintas habilidades varía de un puesto a otro y de una organización a otra, pero hasta cierto punto, las necesitarás todas para forjar una carrera directiva. A lo largo de tu carrera, también se espera que comuniques tus ideas con claridad, que utilices tu tiempo de forma eficiente y que tomes decisiones acertadas.
Es probable que te contraten para tu primer trabajo basándose en tus habilidades técnicas -las necesarias para realizar tareas específicas- y las utilizarás ampliamente durante los primeros años de tu carrera. Si tu especialidad universitaria es la contabilidad, utilizarás lo que has aprendido para preparar estados financieros. Si tienes una licenciatura en marketing y te incorporas a una agencia de publicidad, utilizarás lo que sabes sobre promoción para preparar campañas publicitarias. Los conocimientos técnicos te serán útiles cuando asciendas a un puesto de dirección de primera línea y supervises el desempeño de las tareas de tus subordinados. Las habilidades técnicas, aunque se desarrollan a través de la formación y la experiencia laboral, suelen adquirirse durante el transcurso de tu educación formal.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos