Anuncios publicitarios con adjetivos calificativos y adverbios

Adjetivos de marketing

Un sustantivo contable suele ser algo que se puede contar cuantitativamente. Los sustantivos contables pueden expresarse en plural, normalmente añadiendo una “s” a la forma singular. Por ejemplo, “cat–cats”, “season–seasons”, “student–students”.
Normalmente, se puede añadir una cantidad numérica a estos sustantivos, como “dos gatos” o “dos estudiantes”. Si no estás seguro de si un sustantivo es contable o no contable, prueba a añadirle un número. No funcionaría “dos respetos”, así que “respeto” es un sustantivo incontable.
Un sustantivo incontable es un sustantivo que normalmente no puede expresarse en forma plural. No es algo que se pueda cuantificar. Por ejemplo, “leche”, “agua”, “aire”, “dinero”, “comida” son sustantivos incontables. Por lo general, no se puede decir: “Tenía mucho dinero” o “El aire olía bien esta mañana”.
La leche y el agua son sustantivos incontables. Sin embargo, es posible que oigas a alguien decir: “¿Puedo tomar dos leches?” o “Deberías tomar dos aguas”. En estos casos particulares, la persona simplemente ha dejado la parte contable de la frase: “¿Puedo tener dos [ cartones de] leche?” o “Deberías tener dos [ botellas de] agua”. En estos casos, añadir una “s” a la leche y al agua está aceptado en el discurso verbal, pero normalmente no lo harías en una clase de escritura.

¿qué parte de la oración son las palabras utilizadas en el anuncio?

Los adjetivos posesivos, como “mi”, “tu”, “su”, “nuestro”, “su”, se utilizan para indicar la propiedad.    Pero ¡cuidado!    En algunas lenguas, en las que existe el principio de concordancia, no hay una distinción obvia entre “su” libro y “su” libro.
Cuando decimos que un adjetivo “concuerda” con el sustantivo que describe, queremos decir que si el sustantivo es, por ejemplo, femenino y plural, entonces el adjetivo también tendrá que estar en su propia forma plural femenina.
Esto no ocurre en muchas otras lenguas.    Algunos adjetivos pueden seguir regularmente al sustantivo mientras que otros pueden precederlo.    Otros pueden incluso adquirir diferentes significados según se coloquen antes o después del sustantivo.

Adverbios en la narración pdf

Los adjetivos cualitativos o calificativos son el tipo de adjetivo más común. Los utilizamos para describir o atribuir la calidad de seres y objetos vivos y no vivos. Los adjetivos calificativos no son contables pero son graduables, lo que significa que se pueden graduar con comparativos y superlativos, etc.
Todos los adjetivos calificativos se pueden graduar añadiendo sufijos al final o utilizando palabras como “más” y “como… adjetivo… como” para los comparativos y “más” para los superlativos.  Positivos, comparativos y superlativos:
Los adjetivos calificativos son el tipo más común de adjetivos en inglés. Los adjetivos calificativos se utilizan para describir seres vivos o cosas. Los adjetivos calificativos no son contables, pero son graduables, lo que significa que se pueden graduar con comparativos (más que, como…adjetivo…como) o superlativos (el más) etc. Los adjetivos calificativos forman la lista más amplia de adjetivos.

Anunciar la forma del adverbio

Los adverbios se consideran tradicionalmente una de las partes de la oración. Los lingüistas modernos señalan que el término “adverbio” ha llegado a utilizarse como una especie de categoría “comodín”, utilizada para clasificar palabras con diversos tipos de comportamiento sintáctico, que no tienen necesariamente mucho en común, salvo que no encajan en ninguna de las otras categorías disponibles (sustantivo, adjetivo, preposición, etc.)
La palabra inglesa adverbio deriva (a través del francés) del latín adverbium, de ad- (“a”), verbum (“palabra”, “verbo”) y el sufijo nominal -ium. El término implica que la función principal de los adverbios es actuar como modificadores de los verbos o frases verbales[1] Un adverbio utilizado de esta manera puede proporcionar información sobre la manera, el lugar, el tiempo, la frecuencia, la certeza u otras circunstancias de la actividad denotada por el verbo o la frase verbal. Algunos ejemplos:
Los adverbios desempeñan, pues, una amplia gama de funciones modificadoras. La principal excepción es la función de modificador de los sustantivos, que es desempeñada por los adjetivos (compárese “ella cantó” con “su canto”; en este caso, el verbo “cantó” es modificado por el adverbio “en voz alta”, mientras que el sustantivo “cantar” es modificado por el adjetivo “en voz alta”). Sin embargo, como algunos adverbios y adjetivos son homónimos, a veces se confunden sus funciones respectivas:

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos